Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Miguel negó haber amenazado al asistente

  • El luso pide disculpas por su calentón
El luso pide disculpas por su calentón
EFE EFE

Miguel Brito, lateral del Valencia, perdió los papeles en el encuentro que disputó el miércoles el conjunto ché frente al Racing de Santander en Copa del Rey. El portugués fue expulsado en el último minuto del partido por doble amonestación y amenazó de muerte al asistente Gallego Galindo.

Clos Gómez, encargado de dirigir el choque copero, reflejó en el acta al término del encuentro que Miguel insultó al asistente y le amenazó de muerte: “¡Hijo de puta, te voy a matar, eres un hijo de puta!”.

Miguel lo niega

Miguel pidió disculpas en rueda de prensa por su actitud, aunque negó que hubiera amenazado de muerte al colegiado tal y como se recoge en el acta. "Estoy arrepentido por lo de noche, son cosas que no deben pasar. Me sentí impotente aunque es una actitud que uno no debe tener. Jamás he dicho ni he amenazado de muerte al árbitro como pone en el acta, pero sí dije otra cosa que no debería haber dicho. Quiero pedir también perdón a la afición, compañeros y al club", explicó.

"Lo siento, son cosas del momento. Te calientas y te dejas llevar porque era una expulsión injusta aunque tuve una actitud que no tiene disculpas. Jamás le dije que lo iba a matar. Había mucha gente y quizás alguien lo dijo, pero puedo asegurar que yo no lo dije" insistió.

El futbolista explicó los hechos al comentar que "jugué el balón y no toqué al jugador, pero ellos no lo entendieron así", a la vez que agregó que a pesar de que su técnico Unai Emery tuvo que agarrarle no tenía intención de agredir a nadie. "No era para llegar al punto de pegar a nadie. Es un momento en el que dices cosas que no debes decir, pero me arrepiento de todo lo que he hecho y estoy aquí par asumir todas las consecuencias", aseguró.

El internacional comentó que había hablado con gente del club para saber la posible sanción que podría recibir. "Me dijeron que el partido de vuelta seguro y puede que un partido más, depende del comité y acataré la decisión que tomen", recalcó. Miguel aseguró que no tuvo oportunidad hablar con el árbitro Clos Gómez a la conclusión del encuentro y apuntó que aceptará cualquier sanción que el club decida. "Soy un profesional y estoy para asumirlo si el club así lo decide. Si tienen que sancionarme no tengo nada que decidir", subrayó.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información