Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El nerviosismo cunde en Can Barça por la fuga de Messi

  • Laporta, seguro de evitar la marcha de su jugador de referencia en el equipo
Laporta, seguro de evitar la marcha de su jugador de referencia en el equipo
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

Tal y como ya desvelábamos en Defensa Central a principios de la semana, en Barcelona andan inquietos por la dimisión de Ramón Calderón como presidente del Real Madrid. Más concretamente, con la convocatoria de elecciones para el próximo verano.

Y es que temen que su estrella compre un billete de ida en el puente aéreo Barcelona-Madrid y termine defendiendo los colores del eterno rival. Nada más conocer la noticia del relevo forzado en la presidencia merengue, los dirigentes blaugranas se han puesto manos a la obra para blindar a Messi y que ningún candidato le tiente para fichar por el Madrid, a pesar de que ya tiene contrato hasta 2014 y una cláusula de rescisión de 150 millones de euros. El recuerdo de Figo, que llegó de la mano de Florentino Pérez, está aún muy fresco en Can Barça, y hay algún directivo culé que no duerme bien desde que saltaron los rumores que apuntan a que el ex presidente se presentará.

Hace dos días, Arrigo Sacchi ya apuntó que Florentino iría a por Messi, disparando así el famoso cagómetro blaugrana, y cada día que pasa, la bola se hace más y más grande, hasta el punto de que ya está en boca de todo el barcelonismo. Ayer, tras una recepción en el Ayuntamiento de Barcelona, Joan Laporta atendió a los medios de comunicación que le esperaban y la pregunta por la Pulga fue inevitable. De momento, tiró balones fuera, definió a Messi como "el mejor jugador del mundo" y aparentó no estar en absoluto preocupado por el futuro del futbolista. "Es jugador del Barça, tiene contrato en vigor, está comprometido con el club y el club con él", subrayó, pero la sombra de Florentino es muy alargada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información