Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Último adiós a Pablo Porta

EFE EFE

El mundo de fútbol acudió esta mañana al tanatorio de Sant Gervasi para dar el último adiós a Pablo Porta, presidente de la federación española entre 1975 y 1984 y que falleció el pasado martes, a los 82 años, víctima de un cáncer.

Entre los asistentes al sepelio se encontraban el presidente de honor del COI, Joan Antonio Samaranch; el ex presidente del FC Barcelona, José Luis Núñez; el actual presidente del club azulgrana, Joan Laporta; y el presidente del RCD Espanyol, Daniel Sánchez Llibre. El máximo mandatario de la federación española, Ángel María Villar, no estuvo en el funeral al encontrarse en Paraguay, pero sí asistieron Ricard Campoy, su homónimo en la federación catalana, y Victoriano Sánchez Arminio, presidente del Comité Técnico de Árbitros.

También se acercaron al tanatorio de Sant Gervasi, Josep Lluís Vilaseca, miembro de la Comisión Jurídica de la UEFA; Pablo Ornaque, ex directivo del RCD Espanyol; Antón Parera, ex director general del FC Barcelona; el ex futbolista Chus Pereda y el técnico Xavier Azkargorta, entre otros. Samaranch destacó que Porta "fue el responsable de la perfecta organización del Mundial del 82, aunque luego el equipo no acompañó", y que ese éxito "ayudó a que España y Barcelona tuviesen unos Juegos Olímpicos" diez años después.

Para el ex presidente del COI, Pablo Porta fue "uno de los mejores presidentes" que ha tenido la federación, pero no el mejor. "Para mí, el mejor ha sido Villar. Es el que ha tenido mayor reconocimiento internacional, es vicepresidente de la UEFA y de la FIFA, y con él España ha sido campeona de la Europa", dijo. De forma parecida se expresó José Luis Núñez, condenado a entenderse con Porta en la época en la que ambos coincidieron como dirigentes, uno de club y otro federativo. "Fue una gran persona, un hombre muy importante dentro del fútbol, un hombre respetado que se hacía respetar, un hombre muy carismático dentro de la UEFA y de la FIFA, donde le tenían casi como un símbolo", destacó.

Antes de entrar en el tanatorio, Núñez se encontró con Sánchez Llibre, a quien saludó cariñosamente, pero no hubo la misma calidez de trato cuando se cruzo con Joan Laporta, ni tampoco cuando éste coincidió con el presidente del Espanyol. En ambas ocasiones el saludo se saldó con un breve y frío apretón de manos. Sánchez Llibre recordó que, con Pablo Porta, compartía la pasión por el Espanyol -el fallecido fue directivo del club blanquiazul antes de presidir la federación- y recordó que "hace escasamente un mes" le llamó para animarle, por la delicada situación que el equipo atraviesa en la Liga.

"Si no ha sido el mejor presidente de la federación española, ha sido uno de los mejores, pero ante todo ha sido un buen amigo, y para mí fue un honor compartir tantos momentos con él. El mejor homenaje para él sería ganar hoy en el Camp Nou ", sentenció Daniel Sánchez Llibre.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información