Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Es difícil jugar al fútbol cuando el rival quiere parar el partido"

  • Puyol echa la culpa al Espanyol del nefasto partido que disputaron ayer los azulgrana
Puyol echa la culpa al Espanyol del nefasto partido que disputaron ayer los azulgrana
EFE EFE

Carles Puyol, capitán del Barcelona, reivindicó hoy el estilo de juego de su equipo y aseguró que pese a la derrota sufrida en el derbi ante el Espanyol, su equipo continúa "sin dudas" y consciente de "qué camino debemos seguir".

Aunque admitió que el partido ante el Espanyol, colista del campeonato antes de visitar el Camp Nou, supuso un golpe duro para el vestuario, Puyol reiteró que el Barça sigue "con confianza y ganas de trabajar". Pese a que el conjunto azulgrana ha perdido cinco puntos de los últimos seis en disputa (2-2 ante el Betis y 1-2 en el derbi), Puyol insistió en que el Barça no ha perdido ni un ápice de confianza. "No tenemos dudas. Sabemos cuál es el camino, qué es lo que tenemos que hacer y seguiremos igual", subrayó.

Puyol recordó que el Barcelona aún mantiene "una buena ventaja" con respecto al Real Madrid, segundo clasificado, y apeló a la serenidad del barcelonismo pese a la amenaza del eterno rival. "No sé qué dirán desde Madrid porque yo sólo me preocupo por el Barça. Vamos primeros y todos los equipos se cambiarían por nosotros", valoró. Consciente de que el Barça se encontrará rivales de corte muy defensivo, empeñados en anular su juego, Puyol lamentó que "sea tan difícil jugar al fútbol cuando el rival prefiere parar el partido".

"Nosotros no intentamos destruir ni para el juego"

Prudente a la hora de juzgar la labor del árbitro del derbi, muy protestado por algunos de sus compañeros, el capitán del Barça recordó que "si hay un equipo que quiere jugar al fútbol, es el Barcelona". "Nosotros no intentamos destruir ni parar el juego. Queremos jugar el máximo de tiempo posible. Ayer, por ejemplo, se jugó poco, con muchas faltas, y al final sale perjudicado el equipo que quiere jugar. Es injusto", proclamó.

A dos días de retomar el pulso de la Liga de Campeones, el próximo martes ante el Olympique de Lyon, Puyol indicó que "una derrota nunca es positiva ni sirve para motivarte más" y calificó de "complicada" la eliminatoria ante el conjunto francés. "El cruce está al cincuenta por ciento. El Lyon es un equipo muy peligroso, con grandes jugadores, y le respetamos mucho", aseguró Puyol, que subrayó la importancia de "marcar fuera de casa" en las eliminatorias europeas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información