Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Málaga paseó su oficio por Pucela

Valladolid 1-3 Málaga
EFE - Valladolid EFE - Valladolid

El Málaga rentabilizó su buena primera parte y dos ráfagas de calidad para doblegar a un Real Valladolid que reaccionó tras el descanso pero que, sin embargo, no pudo dar réplica a "la revelación" de la Liga que dejó en Zorrilla sensaciones de conjunto serio y bien armado.

No obstante, éste era un encuentro de pronóstico falible e incierto. El Valladolid recibía al equipo "sorpresa" de la competición, que había sumado esta temporada doce puntos como visitante, pero que nunca había vencido en el estadio José Zorrilla.

Por el contrario, Antonio Tapia siempre había derrotado a José Luis Mendilibar en los "combates" entre ambos técnicos. Semejante enredo había que resolverlo y, obviamente, una de las dos estadísticas saltarían por los aires.

IMPROVISACIONES

Mendilibar tuvo que improvisar esta tarde un nuevo eje para la zaga como consecuencia de las ausencias. Tapia no tenía bajas. Así las cosas, el partido comenzó con un Málaga acoplado y solvente ante un rival descentrado y sin ideas. Un gol de Albert Luque, tras una jugada individual, reflejó en el marcador el buen comienzo malaguista y el aturdimiento local (min. 7).

- Ficha Técnica:

1 - Real Valladolid: Justo Villar; Pedro López, Baraja, Iñaki Bea, Marcos; Rubio, Borja (Aguirre, min. 65); Pedro León (Medunjanin, min. 77) Víctor, Jonathan Sesma (Oldoni, min. 65) y Goitom.

3 - Málaga: Goitia; Gámez, Weligton, Cuadrado, Calleja; Eliseu, Duda (Nacho, min. 80), Apoño, Lolo; Baha (Barros, min. 57) y Luque (Salva. min. 63).

Goles: 0-1: Min. 7, Luque. 0-2: Min. 28, Apoño de penalti. 1-2: Min. 82, Oldoni. 1-3: Min. 87, Nacho.

Arbitro: Megía Dávila (comité madrileño). Amonestó a Pedro León, Víctor, Aguirre, Eliseu, Calleja y Weligton. Expulsó a Mendilibar y al segundo entrenador local, Angel Félix, (min. 85).

Incidencias: Estadio José Zorrilla. 15.000 espectadores.

Más tarde, un inocente penalti de Iñaki Bea sobre Eliseu propició el 0-2, después de una lanzamiento rotundo de Antonio Galdeano "Apoño" desde los once metros. Mucho tenía que remar ya el Valladolid para equilibrar la balanza, pero el equipo de Mendilibar juega mejor esta temporada contra el marcador que a favor "de obra". Toda una paradoja.

El balón parado parecía hoy una de las claves. Valladolid y Málaga cuentan para esa faceta con un par de jugadores desequilibrantes, capaces de decidir un partido con un solo toque de distinción.

Pedro León Sánchez, en el Valladolid, y Sergio Paulo Barbosa "Duda", en el Málaga, ponen habitualmente balones de dulce. Sus centros son como un regalo de San Valentín, sólo hay que retirar la etiqueta de gol. Sin embargo, el "asistente" del Valladolid se quedaba hoy muy corto en sus centros y con Pedro León desdibujado el Valladolid pierde la "brújula".

EL MÁLAGA PERDONABA

Así, el Málaga perdonó la vida a su rival antes del descanso. Baha y Eliseu mandaron al limbo una oportunidad de esas que fallarlas es como para "tirarse de los pelos". El 0-2 al intermedio fue un mal menor para los vallisoletanos

Con dos puñales en las bandas y mucho aplomo en el centro, el Málaga dejó en los primeros minutos de la reanudación una sensación de empaque y consistencia que hacia inviable un intento de remontada.

Sin embargo, en pocos minutos el Valladolid pasó de irreconocible a impetuoso. Con un brasileño y un sueco en punta, Oldoni y Goitom, el Valladolid empezó a practicar un fútbol directo propio de la "Premier". La envergadura de ambos futbolistas complicó al Málaga, así que los de Mendilibar apretaron, y mucho.

Con los malagueños acribillados a centros, el Real Valladolid tuvo hasta siete ocasiones y dos lanzamientos a los postes, uno espectacular de Henok Goitom.

No obstante, pasaban los minutos y el 0-2 era una losa para los locales, aunque de nuevo el sueco Goitom, que hoy era "espiado" en Zorrilla por periodistas de su país, apareció para certificar el 1-2 y dar vida a su equipo. Un gol de Nacho, con el Valladolid volcado, dejó el 1-3 "labrado" en el marcador. Excesivo castigo para los castellanos ante un rival sólido y que sabe a lo que juega.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información