Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Leones mansos en el Camp Nou

  • Con dos goles en la primera parte de Busquets y Messi, con otro penalti polémico
BARCELONA 2-0 ATHLETIC
EFE EFE

El Athletic de Bilbao ha facilitado la tarde-noche a un Barcelona que empezó muy incómodo y pudo complicarse si Yeste hubiera acertado una ocasión clarísima que mandó al 'limbo'. El Barcelona no perdonó más tarde pero solventó sin brillo una semana complicada que el equipo de Caparrós se preocupó de arreglar. Un león manso.

Si en el primer tiempo, el Barça estuvo atinado en el remate, en la segunda remató hasta 14 veces sobre la meta de Irairoz, tres de ellas a los postes, y sólo la ansiedad de sus delanteros, especialmente en el caso de Eto'o, impidió certificar una victoria de escándalo. Viejas sensaciones recuperadas en la primera mitad y mejoradas en la segunda. A los azulgrana le bastó con dos acciones, una de Sergio Busquets y otra de Andrés Iniesta, para volver a creer en sí mismos.

Volvió al libreto con el que se dio a conocer desde principios de temporada (presión asfixiante adelante, rápida circulación de balón), para mostrar una notable mejoría en su fútbol frente a un Athletic que empezó bien. Sin Dani Alves, sancionado; sin Touré Yayá, reservado; Pep Guardiola alineó a una media de lujo, tres canteranos (Busquets, Xavi, Iniesta) que marcaron el ritmo del juego. El efecto 'champagne' definió el juego del equipo de Caparrós: empezó muy bien y poco a poco fue desapareciendo. Y eso que los 'leones' tuvieron el 0-1 para soñar en el Camp Nou. En un error de despeje de Piqué, el balón llegó sobre Yeste, en posición dudosa. Yeste, el balón, Valdés y la portería. El delantero vasco lanzó el balón fuera.

De lo que pudo haber sido, en el minuto 16, a lo que fue, sesenta segundos después. Una falta botada por Xavi fue rematada por Busquets. 1-0, minuto 17, el Barça empezaba a sentirse cómodo. El tanto le dio una enorme confianza a los de Guardiola. Por una vez, sus delanteros presionaban, ellos eran los que cometían las faltas, la ansiedad desapareció y los azulgrana se dedicaron a lo que saben: a jugar a fútbol. Iniesta fue el protagonista del 2-0. El sutil albaceteño se deshizo de unos cuantos contrarios y se encontró con Gurpegi dentro del área. Un penalti que transformó Leo Messi, que se fue encontrando poco a poco con el paso de los minutos, para marcar diferencias en el tanteador en el minuto 31.

2 - FC Barcelona: Valdés; Puyol (Víctor Sánchez, m.90 1), Piqué, Márquez, Sylvinho; Busquets, Xavi, Iniesta (Gudjohnsen, m.82); Messi, Eto'o y Henry.

0 - Athlétic Bilbao: Iraizoz; Iraola, Gurpegi, Amorebieta, Koikili, Orbaiz (Muñoz, m.75), Javi Martínez (Toquero, m.46), Susaeta, Gabilondo, Yeste y Llorente (Garmendia, m.60).

Goles: 1-0, m.17: Busquets. 2-0, m.31: Messi, de penalti.

Árbitro: Undiano Mallenco (Navarro). Mostró cartulina amarilla a Javi Martínez (m.24), Orbaiz (m.47), Eto'o (m.51), Iniesta (m.59). Amorebieta (m.60), Busquets (m.70) y a Toquero (m.86)

Incidencias: Asistieron al encuentro 75.074 espectadores, en partido disputado en el Camp Nou, correspondiente a la vigésima sexta jornada de Primera División.

Con el Athlétic perdido, los de Caparrós decidieron ir al río. Adelantaron sus líneas, tuvieron una buena ocasión en un remate de Javi Martínez (m.37) que salió por encima del travesaño, pero con más espacios libres, el Barça tuvo más ocasiones en esos nueve minutos finales del primer tiempo que hasta entonces. Eto'o remató fuera de chilena en el 39, Henry no creyó después de un buen desmarque y un tibio remate en el 40, y Messi se regateó a sí mismo para no concretar una buena acción al borde del descanso.

Etoo y Henry, como una escopeta de ferias

Si en la primera parte, el Barça marcó en su primera jugada clara ante Iraizoz, en la segunda los azulgrana jugaron a mucho mejor nivel, pero no fueron capaces de marcar. Hasta nueve ocasiones tuvo el equipo de Guardiola en unos 11 minutos primorosos. Iniesta remató al palo en el 48; Messi la tuvo en el 51; Eto' o dispuso de hasta otras tres; Piqué vio cómo Iraola sacaba el balón bajo palos y ni Henry ni Puyol vieron portería en una acción que parecía de fútbol sala, con una multitud de jugadores en el área pequeña.

El Barça fue un vendaval. A su fútbol exquisito del segundo tiempo sólo le faltaron goles. El ansioso Eto'o volvió a rematar al palo en el minuto 65, después de una buena acción de desmarque. El Athlétic, no se dejó ir del partido, es que no tuvo ni una opción, por lo que Caparrós sustituyó a su referencia de ataque, Llorente, y puso en juego a Garmendia (m.60). Recuperaron los azulgrana viejas sensaciones, porque volvieron a lucir Xavi e Iniesta, ambos espléndidos, y si el Barça no goleó fuepor la falta de acierto de los delanteros. Ni Eto'o ni Thierry Henry tuvieron su día, el francés dispuso de otras dos clarísimas: en el 74 y el 76 y ensució sus estadísticas. Al final, el Camp Nou tuvo un 'déjà vu'. Volvió a reencontrarse con el mejor Barça y tuvo una sorpresa final, el empate del Real Madrid en casa, un empate que vuelve a situar a los azulgrana con seis puntos de margen.

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información