Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pinto da Costa suspendido por 2 años

EFE - Lisboa EFE - Lisboa
El club Boavista fue condenado a bajar a la segunda división y el presidente del Oporto, Nuno Pinto da Costa, no podrá ocupar cargos deportivos durante dos años, en decisiones adoptadas hoy por el Comité de Disciplina de la Liga.

Ricardo Costa, presidente del Comité de Disciplina de la Liga Portuguesa de Fútbol Profesional (LPFL) dijo que fue probado el acto de coacción sobre los árbitros por parte de los dirigentes del Boavista (club con 105 años de existencia), en un partido frente al Benfica, en enero de 2004.

Mientras era leída la sentencia, un grupo de varias decenas de hinchas del Boavista intentaron invadir la sede de la LPLF, en la ciudad de Oporto (norte). Este proceso fue denominado "Silbato Final", pero se deriva del conocido caso de corrupción conocido como "Silbato Dorado", aún pendiente de juicio en los tribunales ordinarios.

La sanción contra Pinto da Costa, presidente del club campeón de esta temporada, se debe a intentos comprobados de soborno de árbitros también en la temporada 2003-2004, agregó Costa. El árbitro Agusto Duarte fue condenado a seis años de suspensión, debido a una visita que realizó a la casa de Pinto da Costa antes del partido Beira Mar-Oporto, durante la cual le fue ofrecida una alta cuantía de dinero para permitir la victoria portista.

Varios árbitros también fueron suspendidos por "tentativa de soborno" por parte de Pinto da Costa. Entre ellos, Jacinto Paixao (4 años), José Chilrito y Manuel Cuadrado (dos años y medio. Todos los partidos en estos procesos son de la temporada 2003-2004.

El Comité de Disciplina retiró 6 puntos al club Oporto, pero esto no afecta su categoría ya alcanzada de campeón de Liga, pues el más cercano perseguidor (Sporting) se encuentra a 20 puntos de distancia y este fin de semana se juegan los últimos partidos de la temporada.

Sanción económica al Oporto

El club Oporto también fue condenado a pagar una multa de 150.000 euros. Costa dijo que la multa al Boavista es de 180.000 euros, el valor mínimo de acuerdo a los reglamentos, "al tomar en cuenta la crítica situación financiera en la cual se encuentra el club".

Joao Loureiro, presidente del Boavista en la temporada en que se produjeron los hechos en el partido ya referido, fue suspendido por 4 años, durante los cuales no podrá ejercer ningún cargo deportivo y una multa de 25.000 euros.

Al club Uniao de Leiría le fueron retirados 3 puntos de la clasificación, pero este equipo ya había bajado a la segunda división. Además, la Comisión de Disciplina condenó al referido club a una multa de 40.000 euros y a su presidente, Joao Bartolomeu, se le aplica la suspensión por un año.

El Uniao Leiría y su presidente fueron acusados de una tentativa de corrupción en el partido con el Belenenses, también en la temporada 2003-2004. Costa precisó que todos los sancionados pueden presentar recurso ante el Consejo de Justicia de la LPFP.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información