Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A Luis Enrique le volvió a perder su boca

  • No tuvo más remedio que rectificar al ver que su filial no peleará por el ascenso
No tuvo más remedio que rectificar al ver que su filial no peleará por el ascenso
I.L I.L

De todos es sabido que Luis Enrique es un hombre que se mueve a impulsos. Agradecido a más no poder con aquellos que le dieron de comer en el pasado, sigue perdiéndole su boca. Como futurólogo no tendrá precio. Al menos, lo reconoce. Y es que el actual entrenador del filial catalán declaró a principios de temporada que su equipo ascendería a Segunda División, circunstancia que no ha cumplido.

El asturiano, una vez se dio cuenta de la metedura de pata que supuso, a comienzos de temporada, la bravuconada que soltó al afirmar que “entraremos en los play offs para subir a Segunda División” le ha obligado a rectificar y, a su vez, reconocer, que se equivocó al afirmar tal afirmación. Lógico, por otra parte. No reconocer que su predicción no se cumplió era tan obvio como que Rappel no tiene competencia en el arte de adivinar el futuro con el asturiano de por medio.

A buen seguro que Luis Enrique bajará sus miras de cara a la próxima temporada. Más le vale. No vaya a ser que vuelva a hablar de ascenso y, una de dos, o desciende al equipo a una división inferior o Laporta toma cartas en el asunto y despide a Luis Enrique por no cumplir los objetivos que éste se marcó. Seguro que el bueno de Luis Enrique no vuelve a hablar ni de objetivos ni de futuro, a no se que quiera hacer cola en el INEM.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información