Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sudáfrica apunta a la segunda plaza

  • C.CONFEDERACIONES: SUDÁFRICA 2-0 NUEVA ZELANDA
C.CONFEDERACIONES: SUDÁFRICA 2-0 NUEVA ZELANDA
EFE - Sudáfrica EFE - Sudáfrica

Sudáfrica, revitalizada por la condición de anfitrión y liderada por el delantero del Estrella Roja Bernard Parker, alimentó sus expectativas en la Copa Confederaciones tras superar a Nueva Zelanda, primera selección despojada de cálculos para la segunda fase, y se jugará su futuro competitivo contra España, ya clasificada.

El equipo del brasileño Joel Santana, sin embargo, estará a expensas también del desenlace del otro duelo restante del grupo, entre el conjunto neozelandés e Irak, que también suspira por las semifinales.

Fue Sudáfrica el que más ímpetu puso en pos de los tres puntos. Con eso y poco más puso al descubierto las limitaciones de Nueva Zelanda, ya advertidas por España en la sesión de apertura. Sigue sin puntuar el equipo de Ricki Herbert en sus tres participaciones en la Copa Confederaciones. El técnico anfitrión contó con Steven Pienaar, que juega en el Everton y en el que puede estar interesado el Atlético de Madrid. Su principal referencia. Aunque fue el atacante Bernard Parker el que resultó determinante.

Ficha técnica:

2 - Sudáfrica: Khune, Gaxa, Mokoena, Booth, Masilela, Modise, Sibaya, Dikgacoi, Pienaar, Parker (Tshabalala, m.82) y Fanteni (Mashego, m.62).

0 - Nueva Zelanda: Moss, Lochhead, Boyens, Vicelich, Mulligan, Brown (Oughton, m.56), Christie, Elliot, Bertos (James, m.67), Smeltz y Killen (Wood, m.74).

Goles: 1-0, m.23: Parker; 2-0, m.52: Parker

Árbitro: Benito Archundia (MEX). Mostró tarjeta amarilla a Christie, Vicelich, Smeltz y Boyens de Nueva Zelanda, y Pienaar, de Sudáfrica.

Incidencias: encuentro correspondiente a la segunda jornada del Grupo A de la primera fase de la Copa Confederaciones disputado en el estadio Royal Bafokeng.

El arranque contó con la avalancha local. Un error de Thembinkosi Fanteni de cara al gol y un posterior tanto anulado por fuera de juego del delantero de Maccabi Haifa.

Tras una leve advertencia visitante, desaprovechada por Chris Killen, llegó el primer tanto sudafricano a los veinte minutos. Una jugada entre Parker y Tsepo Masilela rematada por el ariete del Estrella Roja sin que Glen Moss pudiera despejar.

Pudo ampliar la renta otra vez Parker, que efectuó una jugada personal hasta el área rival, pero su disparo, raso y con intención, fue desviado con el pie por el portero neozelandés. El intermedio apenas cambió el talante de Nueva Zelanda, que afrontó la segunda mitad entregada a su suerte. La falta de ritmo e intención con la que se puso en escena facilitó el trabajo local, ávido de goles ante el previsible cálculo anotador que puede determinar el segundo puesto en la tabla.

Fue Parker el que firmó el segundo tanto en una acción iniciada por Pienaar. Masilela envía el balón al área que el delantero llegó a alcanzar para batir a Moss y ensanchar la ventaja sudafricana. Nueva Zelanda bajó definitivamente los brazos. Y Sudáfrica disfrutó de una fiesta. Se creció y solo el meta Moss impidió un daño mayor para su equipo. Desbarató casi dos ocasiones seguidas de Mashego, una en un cara a cara.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información