Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Brasil, a por su tercera corona

  • Los sudamericanos se miden a la sorpresa del torneo, USA, en busca de su tercera Copa Confederaciones
confe cup (final): USA-brasil (20:30)
Defensa Central Defensa Central

La selección de Brasil parte como favorita en la final americana de la Copa de las Confederaciones, en la que el equipo de Estados Unidos tratará de demostrar que puede hacer historia y que su presencia en este partido es algo más que la gran sorpresa del torneo.

Precisamente la historia es lo que está a favor de Brasil antes del partido del "sueño americano", ya que los brasileños han ganado en catorce de los quince precedentes entre ambos equipos, el último hace tan sólo diez días en esta misma Copa, en el que se impuso por 3-0. El favoritismo de Brasil es consecuencia del potencial de su juego, pero sobre todo de la línea de resultados que ha seguido en la competición.

Un comienzo dubitativo en el primer partido, ante Egipot, al que ganó por 4-3 en el último segundo y de penalti, dio paso a dos victorias contundentes ante Estados Unidos e Italia por 3-0, antes de resolver con apuros el partido de semifinales contra sudáfrica por 1-0.

A pesar de que en ese encuentro la selección de Brasil no jugó bien y tuvo que apelar a la calidad de Dani Alves para resolver el atasco de su equipo con un lanzamiento de falta, el seleccionador nacional brasileño, Carlos Verri "Dunga" ha encontrado el bloque tipo y no introducirá cambios respecto a la alineación que ha sido habitual en los últimos partidos.

Con el central Juan lesionado, tan sólo Miranda podría entrar en la formación inicial en lugar de Luisao, aunque lo más probable es que sea el central del Benfica el que se mantenga en el eje de la retaguardia junto a Lucio.

Los demás integrantes del equipo serán los que consolidaron la titularidad precisamente desde el encuentro de la primera fase ante los estadounidenses.

Por su parte, el conjunto norteamericano que prepara Bob Bradley ha tenido una evolución sorprendente en el torneo. Estuvo bien ante Italia en su debut, aunque perdió por 3-1 tras jugar una hora en inferioridad numérica, y vio como los brasileños le pasaban por encima en el segundo encuentro. Estaban a punto de volver a casa.

Brasil: Julio César, Maicon, Lucio, Luisao, Andre Santos, Gilberto Silva, Felipe Melo, Ramires, Robinho, Kaká y Luis Fabiano.

Estados Unidos: Howard, Spector, DeMerit, Onyewu, Bocanegra Kljestean o Fielbaher o Beardsley, Clark, Demepsey, Donovan, Davies y Altidore.

Árbitro: Martin Hansson (SUE)

Estadio: Ellis Park (Johannesburgo)

Hora: 20.30

Sin embargo, la victoria de Brasil ante Italia (3-0) y su inesperado triunfo por el mismo resultado ante Egipto, metieron a los estadounidenses de forma rocambolesca en la semifinal por delante de egipcios e italianos.

La historia se completa con la también sorprendente victoria ante España, uno de los favoritos del torneo. Tampoco se espera que Bradley revolucione la alineación respecto a la que se impuso a los españoles, aunque no podrá contar con Michael Bradley, el futbolista que da equilibrio al centro del campo por delante de la defensa y que fue expulsado ante España.

Las posibilidades para sustituir al jugador sancionado en el centro del campo se abren a las opciones de Benny Fielhaber en funciones algo más ofensivas, Sacha Kljestean, con un perfil más de contención, e incluso a DeMarcus Bedsley, que jugaría por la banda y provocaría algunos cambios en el eje de la retaguardia.

Con este panorama en ambos equipos, se va a plantear un encuentro en el que ninguno de los dos va a sorprender a un rival al que conocen bien y en el que la experiencia de Brasil puede valer su peso en oro para impedir que el equipo de Estados Unidos revolucione completamente la Copa de las Confederaciones.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información