Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Brasil gana por la mínima con Kaká a medio gas

  • Kaká jugó a 60 minutos y Luis Fabiano marcó el gol canarinho
Amistoso: Estonia-Brasil, 0-1
EFE EFE

La selección brasileña firmó hoy en Tallin una cómoda victoria 1-0 sobre la de Estonia gracias a un solitario gol de Luis Fabiano, en el minuto 44, que aportó la única nota de brillantez en el amistoso.

Los hombres del seleccionador Carlos Caetano Bledorn Verri "Dunga" demostraron que están verdes, en plena pretemporada, pero no necesitaron más que correr a ritmo de entrenamiento para desbaratarse de un rival muy inferior. La selección anfitriona salió con más ganas, encaró a los brasileños en los minutos iniciales e incluso dispuso de una buena ocasión en las botas de Sander Puri, que remató de lejos enviando el balón cerca del larguero defendido por Julio César.

- Ficha técnica:

0 - Estonia: Sergei Pareiko; Enar Jääger, Raio Piiroja, Alo Bärengrub, Ragnar Klavan; Aleksandr Dmitrijev (Martin Vunk, m.60), Konstantin Vassiljev, Sander Puri (Ats Puje, m.87), Joel Lindpere (Dmitri Kruglov, m.60); Tarmo Kink (Kristen Viikmäe, m.71) y Serguei Zenjov (Vladimir Voskoboinikov, m.60). Seleccionador: Tarmo Rüütli.

1 - Brasil: Julio César; Maicon (Daniel Alves, m.58), Lucio (Miranda, m.72), Luisão, André Santos; Gilberto Silva, Elano (Kléberson, m.37), Felipe Melo, Kaká (Julio Batista, m.58); Robinho (Diego Tardelli, m.58) y Luis Fabiano (Nilmar, m.63). Seleccionador: Dunga.

Gol: 0-1. m.42: Luis Fabiano.

Árbitro: Martin Ingvarsson (SUE). Expulsó a Dmitri Kruglov (m.86) por doble amonestación. Mostró tarjeta amarilla a Aleksandr Dmitrijev (m.24), Lucio (m.44), Luisão (m.70), Sergei Pareiko (m.70), Daniel Alves (m.86) y Nilmar (m.90).

Incidencias: Partido amistoso internacional jugado en el estadio A. Le Coq Arena de Tallin ante 10.000 personas (lleno), con motivo del centenario del primer partido de fútbol en Estonia.

ESTONIA NO HA CREADO PELIGRO

Pero a partir de esa ocasión, el arquero del Inter de Milán se convirtió en un espectador más, al ritmo que sus compañeros comenzaban a atesorar el balón y a demostrar el abismo de calidad que existe entre las dos selecciones que hoy se dieron cita en Tallin. Brasil se recreaba en el toque de la pelota en campo contrario, pero la posesión no se traducía en ocasiones, gracias al orden defensivo de los estonios, que querían vender cara la derrota y aguantaron firmes hasta instantes antes de irse a los vestuarios en el descanso.

En ese momento, el central Alo Bärengrub falló en un despeje, la pelota rebotó en la pierna de Kaká y se quedó muerta en el área, esperando mansa a la fulgurante aparición de Luis Fabiano, que la envió a las redes para sacar del sopor a los espectadores. A la postre, la rápida finalización del delantero sevillista fue lo mejor de un partido lento y espeso, que dejó en evidencia la falta de forma de los brasileños en este inicio de temporada.

LOS CAMBIOS NO REAVIVAN A BRASIL

Tras el descanso, Dunga aprovechó para realizar un carrusel de cambios con la que dar minutos a jóvenes valores como el delantero Nilmar, flamante fichaje del Villarreal, y el debutante Diego Tardelli. Los cambios no contribuyeron a aportar ideas a los brasileños, que continuaron espesos y con escasa cintura para superar al combinado nórdico, que está más rodado y más en forma que la "verde-amarilla".

El partido, a pesar de ser amistoso, se ensució con bastantes faltas, que se tradujeron en ocho cartulinas amarillas, incluyendo la doble amonestación con la que fue expulsado Dmitri Kruglov cerca del final. El ensayo contra Estonia dejó entrever que los brasileños necesitarán trabajar rápido para ponerse a punto para su visita a Argentina por las eliminatorias mundialistas del próximo 5 de septiembre.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información