Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La pegada italiana hundió al Submarino

AMISTOSO: VILLARREAL-GÉNOVA, 1-2
EFE EFE

Un Génova con más pegada logró adjudicarse la décima edición del Trofeo de la Cerámica de Villarreal, al aprovechar mejor sus ocasiones y tener mucha más pegada que el equipo local, a pesar de las muchas bajas los de Ernesto Valverde

El Villarreal afrontaba este su primer partido de la temporada frente a sus aficionados, con nueve bajas, pero con ganas de seguir dejando una buena imagen y agradar a sus aficionados. La ausencia de los jugadores internacionales como Capdevila, Cazorla, Diego López, así como la de futbolistas como Nilmar, Rossi, Godín y Eguren, todos ellos por haber disputado los compromisos con sus selecciones.

Ficha técnica

1 - Villarreal: Xavi Oliva, Ángel, Gonzalo, Iván Marcano, Javi Venta, Bruno, Cani, David Fuster, Ibagaza, Pires y J. Pereira. También jugaron Joan Oriol, Marcos Senna, Marcos Gullon, Marcos Ruben, Cristobal

2- Génova: Marco Amelia, Rossi, Biava, Bochetti, Moretti, Zapater, Mesto, Milanetto, Modesto, Sculli, Hernán Crespo. También jugaron Rodrigo Palacio, Lucho Figueroa, Fatic, Esposito, El Sharaarawy, Louis Parfait.

Goles: 0-1 m.21 Sculli; 0-2 m.46 Hernán Crespo; 1-2 m.60 Robert Pires (p).

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (Colegio Valenciano). Tarjetas para los locales Javi Venta, Ángel y para los visitantes Biava, Scully.

Incidencias: Décima edición del Trofeo de la Cerámica, con presencia en la gradas de un centenar aficionados italianos y con 8000 espectadores en el campo municipal de deportes el Madrigal.

 

Más las bajas por lesión de Damián Escudero y Joseba Llorente, dejaba casi en cuadro al equipo de Ernesto Valverde y restaba sin duda potencial al equipo castellonense. Pero pesar de ello el partido se mostró equilibrado desde el primer minuto, ambos equipos salieron con la intención de buscar la portería contraria y con fuerza. Aunque fueron los italianos los que en estos primeros cuarenta y cinco minutos parecía tener mucho más claro como llegar con más claridad y con opciones de hacer peligro.

La velocidad italiana, definitiva

Ya que aprovechando la velocidad de sus delanteros, complicó las cosas a la zaga castellonense. Fruto de esa velocidad pudo llegar el primer gol al primer minuto de juego, pero Hernán Crespo no acertó a rematar en boca de gol el centro de un rápido Mesto. Por su parte los de Valverde notaron mucho la falta de sus delanteros, ya que sin una referencia clara en ataque, Pereira se las deseaba para superar a una bien parada defensa italiana.

A pesar de ello las cosas se mantenían más o menos equilibradas, por lo que solo fue a balón parado como llegaron los cambios en el marcador. A los veinte minutos Scully remataba solo en le área el cero a uno, tras un saque de esquina. Un gol que propicio más espacios para los italianos y más necesidad para un Villarreal, que llegaba bien a la frontal pero que solo disparó con peligro dos veces a puerta.

Las dos ocasiones por medio de Gonzalo Rodríguez, quien encontró las dos veces al guardameta Amelia quien abortó las opciones de igualada. Sobre todo a los cuarenta y dos minutos al sacar de la misma escuadra el remate del defensa argentino que ya se cantaba en la grada.

Ya en la segunda parte las cosas volvieron a complicarse ya que al primer minuto Hernán Crespo no perdonó y fusiló a Oliva, tras adentrase en le área con el balón controlado. Un segundo gol que hizo que el Villarreal arriesgara mucho más y que el Génova se agazapara esperando la contra. Lo que hizo que la segunda fuera mucho más abierta y con muchas opciones por los dos bandos.

El Villarreal buscó cerrar al Génova en su área y así encontrar el camino de la portería Marco Amelia, como así fue en el primer cuarto hora. Fruto de ello llegó le gol local tras una pena máxima que transformó Pires, poniendo el uno a dos al cuarto de hora. Una pena máxima que no supo materializar Hernán Crespo a los sesenta y siete minutos, con gran parada de Xavi Oliva lo que mantenía vivo el partido hasta el final del mismo. Mientras los locales buscaron el empate, el equipo italiano supo encerrarse atrás y mantener esta mínima ventaja hasta el final del encuentro gracias a que el Villarreal noto la ausencia de sus máximos artilleros.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información