Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La Juventus no perdonó ante el Chievo

EFE EFE

El Juventus de Turín cumplió en la primera jornada de la Liga italia con su papel de favorito para hacerse con el "scudetto" al vencer al modesto Chievo por un 1 a 0, triunfo con el que los turineses se sitúan en los primeros puestos de la tabla y dejan por detrás al vigente campeón, el Inter de Milán.

Tras una semana en la que la gran cuestión de la actualidad futbolística italiana ha sido pronosticar quién será el próximo campeón, la primera jornada de Liga dio ya algunas pistas de lo que puede ser este campeonato, con un Milán que parece ponerle ganas y un Juventus que no se deja comer terreno.

De hecho, la victoria de hoy de los turineses ante el Chievo supone también una victoria del seleccionador italiano, Marcello Lippi, ante el técnico del Inter, el portugués José Mourinho, enzarzados estos días en una batalla dialéctica que ha levantado una polvareda aún no disipada.

Lippi se atrevió a pronosticar que el Juventus será el campeón de Liga, algo que molestó a un Mourinho que, en vistas del empate a uno de este domingo ante el también Modesto Bari, deberá ahora hacer examen de conciencia e intentar poder devolver los golpes dialécticos sobre el terreno de juego.

El Juventus ha ganado la primera batalla de esta particular pelea de gallitos con el Inter en base a un juego sereno y a un control continuo del partido -algo menor en la segunda parte-, lo que hizo que ya desde los primeros compases el italiano Vincenzo Iaquinta pudiera adelantar a los turineses.

El primer tanto para los de Ciro Ferrara llegó de cabeza tras un saque de falta botado por el brasileño Diego, el fichaje estrella del Juventus para una temporada que comienza con el Génova como primer líder.

Precisamente el brasileño, ex jugador del Werder Bremen alemán, fue uno de los jugadores más destacados del encuentro, mostrándose dispuesto a liderar el juego de su equipo y hacer mucho daño al equipo rival.

Este resultado deja al Chievo en el último lugar y al Juventus en la quinta posición, desde la que puede mirar por arriba al Inter de Milán, que, con su empate ante el Bari a un gol, se sitúa en el décimo puesto.

Y todo, a pesar de que el camerunés Eto'o, sobre el que la afición "interista" tiene puestas muchas expectativas, inauguró su particular casillero de goles en la Liga italiana con un penalti que no fue suficiente para dar la victoria a su equipo ante el Bari, ahora undécimo en la tabla.

El tercero en discordia del trío de los grandes equipos del "calcio", el Milán del brasileño Leonardo, cumplió este sábado en su compromiso ante el Siena con una victoria por 2 a 1 y ya se sitúa en la segunda posición en la tabla.

La victoria del equipo "rossonero", quien al final de la pasada temporada terminó deshinchándose hasta acabar en la tercera posición, fue gracias, sobre todo, a la actuación de los brasileños Ronaldinho y Pato, autor de los dos tantos del Milán.

Los dos equipos de la capital comenzaron con resultados algo dispares: el Roma perdió ante un infatigable Génova por 2 a 3, mientras que el Lazio ganó al Atalanta por 1 a 0.

Los celestes resistieron el empuje del Atalanta en los primeros compases del partido, para terminar adelantándose gracias al italiano Tommaso Rocchi, en un encuentro tras el que el Lazio queda en el sexto lugar de la tabla.

Los de Luciano Spalletti, ahora decimoquintos en la tabla, perdieron ante un Génova que durante la primera parte se dedicó a intentar atravesar la portería romana, algo que no consiguió hasta los primeros minutos de segunda parte frenética.

El gol genovés fue rápidamente devuelto por el Roma y después un tanto del capitán Francesco Totti sembró la esperanza entre la afición romana, esperanza que el español Alberto Zapater borró con el empate a dos y que terminó de rematar el italiano Giuseppe Biava.

Mala suerte la que pareció tener este domingo el Nápoles, una de las revelaciones de la pasada campaña, al no terminar de concluir sus tantos con varios palos y un gol injustamente anulado por el árbitro por fuera de juego. Finalmente el partido ante el Palermo terminó con un 2 a 1 a favor de los sicilianos.

El italiano Giampaolo Pazzini fue el encargado de adelantar al Sampdoria tras un pase del ex madridista Antonio Cassano, tanto que sirvió para encarrilar su victoria por 2 a 1 ante el Catania. El Parma empató con el Udinese a 2 tantos, mientras que el Livorno empató a 0 con el Cagliari.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información