Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Alemania se clasifica y manda a Rusia a la repesca

  • MUNDIAL 2010: RUSIA 0-1 ALEMANIA
MUNDIAL 2010: RUSIA 0-1 ALEMANIA
EFE EFE

Alemania logró hoy la clasificación directa para el Mundial de Sudáfrica 2010 tras derrotar a Rusia (0-1) con un solitario gol de Miroslav Klose y condenó a la repesca a los locales, que merecieron un mejor resultado. A falta de juego, los alemanes apelaron a su capacidad para aprovechar sus pocas oportunidades de gol y abstraerse del ambiente hostil del estadio olímpico Luzhnikí, que acogió a 60.000 espectadores, y de las bajas temperaturas que rondaron los cero grados. Los pupilos del seleccionador local, el holandés Guus Hiddink, dominaron a placer la segunda parte y dispusieron de numerosas ocasiones de gol, pero sus delanteros no dieron una a derechas.

Hiddink optó por un equipo más ofensivo de lo esperado con Arshavin como principal estilete del ataque, Zhirkov como falso lateral y el interior derecho Bystrov en vez del medio defensivo Semak. Mientras, Joaquim Löw optó de inicio por un equipo muy físico, cedió los galones al talentoso Özil y a Ballack, aunque éste apenas participó en el juego, y prestó especial atención al marcaje de Arshavin. Los futbolistas locales comenzaron metiendo el miedo en el cuerpo de la defensa alemana con dos incursiones del ex sevillista Kerzhakov en los primeros diez minutos.

No obstante, esto fue un espejismo, ya que ambos equipos, especialmente los teutones, prefirieron no correr riesgos en la hierba artificial del estadio olímpico. Cuando parecía que los alemanes se estaban haciendo con el control del centro del campo, despertó Arshavin con varias jugadas marca de la casa. Debido al estrecho marcaje al que le sometieron los alemanes, el jugador del Arsenal comenzó a bajar al medio para recibir el balón e iniciar el ataque. En una de esas jugadas, Arshavin recibió en la medular y se llevó en velocidad a sus marcadores y en tres cuartos dio un pase de gol a su compañero Bystrov.

ALEMANIA TERMINÓ CON DIEZ

Éste condujo el balón durante unos metros y ante la salida del portero disparó sin apenas fuerza contra el cuerpo de Adler (m.28). En cambio, el mejor jugador de los alemanes, Özil, no quiso ser menos y en una gran jugada personal cambió el signo del partido. Recibió el balón al borde del área, se inventó una pared con Podolski, que se la devolvió y el zurdo de origen turco dio el pase de la muerte para que Klose marcara el primer gol del partido (m.35). Este fue el séptimo gol del incombustible Klose en los partidos de clasificación para Sudáfrica. Como es habitual, Hiddink no esperó para introducir cambios y en el descanso dejó en el banquillo a Denísov e introdujo al batallador Torbinsky.

A los pocos minutos, después de que Kerzhakov fallara una clara ocasión de gol, el holandés lo reemplazó por el larguirucho Pavlyuchenko. Kerzhakov recibió un pase en largo, se trabó ante la salida de Adler, aunque acertó a ceder el balón a Arshavin, que disparó, pero el guardameta alemán despejó de puños. A los diez minutos, de nuevo la estrella rusa tuvo el gol en sus botas tras un buen pase de Zhirkov, pero de nuevo Adler despejó ágilmente. Los pupilos de Hiddink decidieron ir a muerte a por el partido, mientras los alemanes esperaban agazapados su oportunidad para sentenciar el duelo. Zhirkov, que acababa de salir de una lesión, penetró por la izquierda en varias ocasiones con peligro, pero sus centros no encontraron rematador.

La expulsión de Boateng por doble amarilla aumentó la presión rusa. De nuevo, Arshavin recibió en la medular, y dio un pase en profundidad a Semshov que disparó desde dentro del área y Adler despejó con muchas dificultades a córner. Al final, a los rusos les faltaron ideas para darle la vuelta al marcador y tendrán que jugarse el billete para el Mundial en la repesca. Por su parte, los alemanes seguirán siendo la única selección de que ha disputado los 19 mundiales de fútbol celebrados hasta ahora. El árbitro suizo Busacca, objeto de polémica en las últimas semanas por su poco ortodoxo comportamiento sobre el terreno de juego, tuvo una buena actuación.



- Ficha técnica:

0 - RUSIA: Akinféev; Anyukov, V. Berezutski, Ignashévich, Zhirkov; Bystrov, Semshov (Pogrebnyak, m.76), Denísov (Torbinsky, m.45); Arshavin, Zyriánov y Kerzhakov (Pavlyuchenko, m.53).

1 - ALEMANIA: Adler; Boateng, Mertesacker, Westermann, Lahm; Ballack, Rolfes; Schweinsteiger, Podolski; Özil (Friedrich, m.73), y Klose (Gómez, m.88).

Gol: 0-1. Min.35: Klose.

Árbitro: Massimo Busacca (SUI). Expulsó por doble tarjeta amarilla a Boateng y amonestó también a Zhirkov y a Semshov.

Incidencias: partido del Grupo 4 de clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 disputado en el estadio olímpico Luzhnikí de Moscú ante 60.000 espectadores (dos tercios del aforo), entre los que se encontraba el presidente ruso, Dmitri Medvédev.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información