Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La joven Suiza quiere firmar una buena Eurocopa

Asun Redondo Asun Redondo
Suiza, la anfitriona junto a Austria de la próxima Eurocopa 2008, que dará su pistoletazo de salida el 7 de junio, se enfrenta al reto de demostrar que, pese a ser un equipo joven, tiene posibilidades de realizar un destacado papel en una competición internacional. De los 31 partidos que compondrán la Eurocopa, 16 se jugarán en Austria y 15 en Suiza, seis de ellos en Basilea, tres en Ginebra, Berna y Zúrich.

A priori, parte sin un pronóstico claro sobre su paso por la Eurocopa. La selección fundada en 1895 y afiliada a la FIFA en 1904 no cuenta en su palmarés con ningún trofeo destacable. Lo que nadie puede dudar, es que esta competición será la despedida del actual seleccionador del conjunto suizo, Köbi Kuhn, al frente del equipo durante los últimos siete años. Kuhn ha sido el primer entrenador que ha logrado que la selección se clasifique para tres fases finales de grandes eventos futbolísticos: Eurocopa 2004, Mundial 2006 y Eurocopa 2008.

Un símil al "Aragonés-Raúl"

Sin embargo, no todo son halagos para el seleccionador, quien ha sido culpado por varias de las derrotas de su equipo ante selecciones, en teoría, más humildes que la suya. Algo que suscitó también numerosas críticas para Kuhn fue el hecho de apartar al antiguo capitán, Johann Vogel. Algo así como el tema Aragonés-Raúl aquí en España. Esto ocurrió cuando Kuhn decidió hacer una apuesta arriesgada, la de renovar por completo el equipo y apostar por los nacionales más jóvenes, que habían ganado el Europeo en la sub-17 de 2002, con vistas de que estuvieran preparados para la Eurocopa de este año.

Así, Alex Frei, de 28 años, se ha convertido en el nuevo capitán de la selección. Jugó en la Superliga suiza desde 1997 hasta 2003, año en el que se fue al Rennes francés. Actualmente pertenece al Borussia de Dortmund alemán. Como internacional ha marcado 32 goles en 56 partidos, situándose a tan sólo tres del máximo goleador histórico de la selección helvética. Otras figuras clave del equipo son el delantero Tranquilo Barnetta y el portero Diego Benaglio.

Polémica con la indumentaria

Algo que también ha enfadado a los seguidores de Suiza es el hecho de que las camisetas que lucirán los jugadores en esta Eurocopa no llevarán la emblemática cruz blanca, algo característico del país alpino. La decisión fue tomada por parte de los diseñadores de la prenda, pero ha levantado ampollas entre los seguidores más tradicionales. y es que, desde 1905, la cruz tenía una presencia más que predominante, llegando a ocupar en 1990 un tercio de la superficie de la camiseta.

Rivales de los suizos

En la primera fase de la Eurocopa, Suiza se enfrentará a República Checa, Portugal y Turquía. Todos los pronósticos apuntan a que el rival más temido será el conjunto de Scolari, ya que los portugueses fueron finalistas en 2004 y semifinalistas en 2006. Además, Portugal cuenta con la confianza de ser invicta en los últimos seis choques contra Suiza.

Tampoco República Checa, partido con el que se estrenarán los suizos, será un oponente fácil de superar. Suiza se clasificó directamente a la Eurocopa por ser anfitriona, pero los checos se clasificaron siendo los mejores del grupo D y acabaron con dos puntos sobre Alemania.

La mejor baza con la que cuenta Suiza para afrontar sus próximas citas es la defensa. En el mundinal de 2006, los suizos despidieron el torneo sin encajar un sólo gol en cuatro partidos. Por contra, Kuhn cuenta con un problema en el ataque y es que a los helvéticos les cuesta marcar goles.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información