Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Málaga y Granada se juegan la temporada

EFE EFE
El Granada 74 y el Málaga CF, por objetivos totalmente opuestos, se juegan casi toda la temporada mañana en el partido que les enfrentará desde las 18:00 horas en el estadio Escribano Castilla, de Motril (Granada).

Los granadinos están obligados a ganar si no quieren certificar su descenso virtual, matemático posiblemente también, a Segunda B, en un choque que afronta con numerosas bajas.

El equipo rojillo se aferra a lograr los seis puntos que quedan en juego para intentar la permanencia, por lo que todo lo que no sea derrotar al Málaga le llevará al descenso, que podría ser matemático mañana mismo.

El preparador cántabro, que cuenta con los jugadores justos para la convocatoria, tiene muchas bajas para el decisivo choque, ya que no puede contar con los lesionados Jaime, Torrecilla, Aranda, Sáizar, Juanlu, ni con los sancionados Gibanel, Francisco y Xisco Nadal.

Ascenso

Por su parte, el Málaga tiene ante el Granada 74 la primera oportunidad de conseguir el ascenso, aunque deberá ganar y esperar a que la Real Sociedad pierda con el Alavés, para jugar la próxima temporada en Primera División.

La carambola no es fácil, ya que el conjunto blanquiazul acude a un campo, donde su equipo, el granadino, se juega la permanencia en la categoría de plata, y además las dudas existentes por cómo ha llegado el equipo al tramo final del campeonato, hace improbable que esto pueda suceder.

A pesar de las dificultades que se va a encontrar, campo estrecho, rival con urgencias, cansancio mental, los jugadores del Málaga tienen una motivación extra, la ilusión, para conseguir la victoria, y en el caso de que el conjunto donostiarra venza, jugarse el ascenso en la última jornada frente al Tenerife en La Rosaleda.

También el Málaga estará atento al enfrentamiento del Sporting, segundo clasificado, con un punto más, que se mide al Castellón en Castalia, un equipo que no se juega nada, ya que no puede aspirar al ascenso y tampoco su presencia en la categoría corre peligro.

El técnico del Málaga, Juan Ramón Muñiz, ha querido quitar presión a sus jugadores durante la semana y durante tres días realizó los entrenamientos a puerta cerrada para preparar el encuentro, con nuevos sistemas y estrategia, que le podría dar el triunfo.

Muñiz, recupera al delantero franco marroquí Nabil Baha, y al defensa Jesule, pero pierde, por lesión, al central Alvaro Silva y al centrocampista portugués Paulo Jorge, que serán sustituidos en el once inicial por el luso Hélder Rosario y Cheli, respectivamente.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información