Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Van Basten: "Ha sido un partido histórico"

  • Donadoni prefiere olvidarlo
Defensa  Central Defensa Central
El seleccionador holandés Marco van Basten se ha mostrado "muy orgulloso" por el juego desplegado por su equipo ante Italia, al que goleó por 3-0, y ha asegurado que se trata de "un partido histórico" para el equipo "oranje": "Estoy muy orgulloso por haber ganado al campeón del mundo, jugando como lo hemos hecho hoy y marcando tres goles. Ha sido histórico, porque creo que nunca habíamos ganado por 3-0 a Italia. Además, lo hemos conseguido sin jugadores importantes como Robben o Babel", ha insistido.

Van Basten ha calificado de "maravilloso" el trabajo realizado por su equipo, que en todo momento ha actuado "como un conjunto" y "ha demostrado su calidad" colectiva.

Se congratuló por el trabajo global de sus futbolistas, en concreto por el de los centrocampistas, línea en la que destacó a van der Vaart, Sneijder y el gran trabajo de Kuyt. A pesar de la goleada, Van Basten quiso poner freno a la euforia y aseguró que no se está ante "el nacimiento de una nueva Holanda", ya que "únicamente se ha tratado de un partido, un partido importante, pero sólo un partido".

Donadoni: "Ha sido una noche para olvidar"

Mientras el seleccionador italiano, Roberto Donadoni, ha admitido que "ha sido una noche para olvidar", ya que "empezó mal y acabó peor" y ha explicado que en el primer gol "el árbitro se ha equivocado", porque "es humano". No quiso buscar como excusa el técnico transalpino el primer tanto encajado por su equipo, logrado por Ruud van Nistelrooy en fuera de juego.

"El 1-0 nos ha complicado mucho la vida. En el 2-0 fuimos un poco ingenuos, porque no recuperamos bien la posición y nos marcaron en una jugada de juego colectivo", ha dicho.

Asegura Donadoni que Italia debe "aprender de este tipo de partidos" y ha insistido en que ahora todas las energías se deben centrar en el partido contra Rumanía que "será fundamental" para la suerte de la clasificación, según el técnico.

Cuando se le preguntó sobre por qué se debe ser optimista después de la goleada encajada, el técnico transalpino ha dicho que hoy "ha sido una noche negra", pero que tiene que levantar el ánimo de su equipo, porque si no "en vez de ir a Zúrich a jugar el próximo partido, nos tendríamos que ir de vacaciones".
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información