Ir a versión clásica Ir a versión móvil

"Alemania puede meterse el ránking por el culo"

  • Se calienta el decisivo Austria-Alemania de la última jornada del Grupo B
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
Palabras mayores entre alemanes y austríacos antes del partido que enfrentará a las dos selecciones el próximo lunes y del que sólo una saldrá viva para cuartos de final, y que la prensa sensacionalista está calentando con insultos cruzados entre los dos países vecinos.

"Nuestro equipo se burla de los alemanes", titula hoy el tabloide austríaco "Österreich". El amarillista periódico reproduce unas palabras del jugador austríaco (aunque nacido en Alemania) Martin Harnik en las que asegura: "Puedo imaginarme que los alemanes están cagados de miedo en los pantalones". Las palabras del delantero del Bremen no han gustado al seleccionador Josef Hickersberger, que le recordó que está hablando del tres veces campeón del mundo y dijo que la afirmación del jugador son "tonterías".

"Hicke" aseguró que hablará seriamente con Harnik sobre esas declaraciones y sobre su falta de preparación para el encuentro contra Polonia del jueves, para cuyos ejercicios de calentamiento llego tarde y en el que falló dos claras oportunidades de gol. Además, el periódico "Österreich" asegura que Andreas Herzog, asistente de Hickersberger, sentenció que los alemanes "pueden meterse el ránking mundial por el culo", en referencia a la clasificación de la FIFA en la que Austria ocupa el puesto 92 y Alemania e 5.

"Los austríacos son cortos"

Pero si los austríacos disparan duro contra sus vecinos del norte, el diario alemán Bild no se ha quedado a la zaga y contesta en su edición de hoy afirmando que "los austríacos tienen de nuevo la boca muy grande". Además, el rotativo sensacionalista presenta "30 razones por las que los austríacos son también, a menudo, cortos", usando un juego de palabras entre "ösis" (forma despectiva de referirse a los austríaco) y dösis (lentos, bobos).

Entre los motivos, el medio alemán no deja de decir que sólo logran goles de penalti (como el del empate ante Polonia), que sus mejores estrellas (Polster, Herzog) hicieron carrera en Alemania y que la victoria austríaca de 1978 en Córdoba es tan lejana que los jóvenes creen que es un modelo de coche y no una ciudad argentina.

Lo cierto es que desde se supo el calendario de la Eurocopa, los medios alemanes no han dejado de bromear sobre el hecho de compartir grupo con Austria, con lejos la selección más débil del torneo. Sin embargo, con el empate austríaco y la derrota germana ante Croacia, la prensa seria de Alemania ha advertido ya que hay que tomarse en serio a los vecinos del sur. El prestigioso Frankfurter Allgemein recordó que "los alemanes tienen más preocupaciones" ante el encuentro del lunes, mientras el Süddeutsche Zeitung advirtió que "todo está abierto, la pasión es el principal cartucho de los austríacos".
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información