Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El anciano Lehmann contra San Iker

  • El portero más veterano frente al mejor de la Eurocopa
Rubén Cañizares Rubén Cañizares


Jens Lehmann entrará esta noche en la historia de la Eurocopa al convertirse en el portero más veterano en disputar una final de esta competición en toda su historia. Hasta hoy el guardameta más longevo en haber jugado una final de Eurocopa era el holandés Arnold Muhren en el partido Holanda-URSS de 1988 en el que los "oranje" se proclamaron campeones de Europa de naciones. Aquella final la jugo Muhren con 37 años y 23 días. Lehman disputará la de esta noche contra España con 38 años y 232 días.

El portero germano y nuevo fichaje del Sttutgart ha sido uno de los peores guardametas del torneo, ya no tanto por sus errores, que los ha tenido, sino por la sensación de inseguridad y miedo que ha dado a su propio equipo. Lehmann, que viene de estar toda la temporada de suplente en el Arsenal ya que Almunia le quitó la titularidad, además, tuvo la caradura de decir que era injusta esa decisión y de retirarle el saludo al portero español. Con sus pobres actuaciones en esta Eurocopa ha dejado bien claro porque no merecía ser titular en el Arsenal y le ha dado la razón a Wenger. Si España chuta a portería tiene muchas opciones de marcar más uno y de dos goles ya que Lehman no es, a día de hoy, un portero de garantías para la selección alemana.

IKER CASILLAS, EL ZAMORA

Y por otro lado está el mejor guardameta del campeonato, que no es otro que Iker Casillas. El capitán de la selección española y portero del Real Madrid es todo un seguro para la roja. Fue el auténtico protagonista de la clasificación de España para semifinales del torneo al pararle un tiro en el área pequeña a Camoranesi en la segunda mitad y luego detuvo dos penalties decisivos en la tanda a De Rossi y Di Natale que contribuyeron al pase de España a las semis rompiendo con el maleficio de cuartos de final.

Además, Iker Casillas es el Zamora del campeonato. El mostoleño está realizando una Eurocopa impecable, en la que tan sólo ha recibido dos goles (en el primer partido ante Rusia y en el segundo ante Suecia) en cuatro partidos disputados, toda vez que Reina disputó el tercer partido europeo ante la selección griega. Así que con el gran Iker entre nosotros y el desastroso Lehmann en el bando alemán más de uno habrá dormido tranquilo la noche previa a la gran final.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información