Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Werder Bremen es segundo

  • Ganó 5-1 al Schalke y aprovechó la derrota del Hamburgo
EFE - Berlín EFE - Berlín
El Werder Bremen puso a funcionar otra vez su máquina de hacer goles, que en las últimas jornadas había tenido síntomas de desgaste, y goleó al Schalke por 5-1, lo que le permite ascender al segundo lugar de la clasificación y dar un paso importante en la lucha por la clasificación a la Liga de Campeones.

El Bremen fue claramente el ganador de la jornada, no sólo por la goleada conseguida sino también por la derrota sufrida en casa por el Hamburgo (0-1) ante el modesto Duisburgo. El líder, Bayern Múnich, juega el domingo, en casa ante el Borussia Dortmund, pero los siete puntos de ventaja que acumulan los bávaros sobre el segundo hace que de momento los perseguidores se concentren en la lucha que libran entre ellos.

La goleada del Bremen fue algo que no se insinuó desde el comienzo del partido que empezó siendo equilibrado y con ocasiones para los dos equipos. Incluso, antes del primer gol del Bremen, el Schalke había tenido la ocasión más clara cuando Kevin Kuranyi perdió un mano a mano con el meta Tim Wiese que le quitó el balón de los pies cuando se disponía a rematar a seis metros de distancia de la portería.

El Bremen en cambio, cuando le llegaron las oportunidades claras las aprovechó. Primero, Frank Baumann abrió el marcador, con un remate de cabeza tras un centro de Petri Pasanen. Y luego Boubakar Sanogo hizo el segundo, también de cabeza, tras una jugada iniciada por el brasileño Diego.

Sin embargo, esos dos primeros goles no terminaron todavía con el Schalke que intentó la remontada y, gracias a un gol de cabeza de Kuranyi, se fue perdiendo sólo 2-1 al descanso. En la segunda parte vino la debacle para los dirigidos por Mirko Slomka. El croata Ivan Klasnic marcó dos veces y el sueco Markus Rosenberg, otra.

Para el Bremen, el resultado es clave no sólo por el salto que dio en la clasificación sino porque ayuda al equipo, que había pasado por una minicrisis, recuperar la confianza. Para el Schalke, la derrota deja una herida peligrosa y, tras la eliminación en la semana de la Liga de Campeones, las cosas pueden complicarse para Slomka. La derrota del Hamburgo, que también ayudó a que el Bremen diera el salto del cuarto al segundo lugar, fue justa. El Duisburgo, que con el solitario gol de Ivisa Grilic, salió del sótano de la clasificación con la victoria, fue el mejor equipo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información