Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Havelange: "Hay que derribar el Maracaná"

EFE - Río de Janeiro EFE - Río de Janeiro
Joao Havelange, ex presidente de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), defiende el derribo del estadio Maracaná de Río de Janeiro y la construcción de uno nuevo para la Copa del Mundo que Brasil organizará en 2014.

"El Maracaná debería ser derribado. El Morumbí también", afirmó Havelange en una entrevista publicada hoy por el diario "O Estado de Sao Paulo", al referirse a los dos principales estadios de Río de Janeiro y Sao Paulo.

"O evolucionamos o nos quedamos donde estamos y no hacemos la Copa ni ninguna cosa", agregó el presidente de honor de la FIFA y miembro del Comité Olímpico Internacional (COI).

"Si no tenemos condiciones, hay que ponerlos en el piso. Tenemos que evolucionar, entrar en el siglo XXI y dejar de pensar en el pasado", resaltó el dirigente brasileño al ser interrogado sobre el estado decadente de algunos de los principales estadios de Brasil.

La idea de derrumbar el Maracaná para construir un nuevo estadio en su lugar ha sido defendida en diferentes oportunidades, incluso por el actual presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira, pero siempre ha chocado contra quienes recuerdan la importancia histórica del considerado mayor templo del fútbol brasileño.

Havelange opina que si la CBF decidió mantener los dos estadios en pie y reformarlos para que puedan servir para la Copa del Mundo, fue porque los actuales dirigentes de la FIFA autorizaron esa idea. Agregó que su intención no es comprometer a los encargados de organizar la Copa del Mundo de Brasil y dijo que quienes defienden la idea de derribar esos estadios tendrán que tener "paciencia".


Apertura en Brasilia, clausura en Río de Janeiro


Sobre la disputa entre varias ciudades brasileñas por organizar el partido de inauguración del Mundial y la final de la competición, Havelange defendió la opción de Brasilia y Río de Janeiro: "La apertura tiene que ser en Brasilia, que es donde está la presidencia de la República. Y el cierre en Río, que es donde está la sede de la Confederación Brasileña de Fútbol"..

El ex presidente de la FIFA defendió igualmente que la iniciativa privada se responsabilice de la construcción de los al menos diez estadios que el país necesita para la Copa del Mundo: "Si yo fuese el presidente (de la CBF) Ricardo Teixeira pediría que todos los estadios fuesen hechos por empresas privadas. ¿La (petrolera) Petrobras, la (minera) Vale, la Coca Cola y la Nike no pueden hacer eso?". Sería una gota de agua para esas empresas, que, a cambio, podrían explotar la publicidad en el local por 30 años", subrayó.

Havelange también es partidario de que el Estado brasileño realice inversiones para ayudar a la preparación del país para la Copa del Mundo, incluso en la construcción de estadios.

"Es una obligación. O acaso alguien cree que los otros países no usaron dinero público para realizar un Mundial. El fútbol proyecta nuestro país. El Gobierno tiene que aceptar, respetar y quedar feliz", dijo.

"El Gobierno tiene que analizar y ser consciente de que invertir es su obligación y que traerá beneficios a la población. No es un favor", afirmó.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información