Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Barça se mide al New York Red Bull en otro fácil compromiso

EFE EFE
El Barcelona completa mañana en Nueva York su gira por Estados Unidos con su último amistoso de pretemporada antes de disputar la previa de la Liga de Campeones, un encuentro ante el New York Red Bulls que debe servir a Josep Guardiola para ajustar las últimas piezas de un equipo que ha arrancado con solvencia.

Así lo atestiguan sus resultados, cuatro victorias en cuatro amistosos, 19 goles a favor y cuatro en contra, pero también las sensaciones que emite el grupo de Josep Guardiola. El Barça parece haber recuperado el gusto por el juego y rescatado el sentido colectivo del fútbol.

Ni siquiera la ausencia de Leo Messi, concentrado con la selección olímpica argentina, ha alterado al Barcelona, capaz de encontrar recursos ofensivos para golear con comodidad.

Incluso Samuel Eto"o, inicialmente descartado por su entrenador, vive un buen momento de forma con tres goles en 115 minutos, hasta el punto de que el camerunés ha reabierto el debate sobre su posible continuidad. Su rendimiento frente al Red Bulls podría ayudar a aclarar su futuro.

Menos dudas existen alrededor de la gran sensación de la pretemporada azulgrana, Pedro, un jugador del filial con apenas unos minutos de vuelo en Primera división. Su habilidad como extremo derecho y su descaro en la incorporación al ataque le han convertido en una de las mejores noticias del nuevo Barça.

Además, Guardiola podrá seguir probando en Nueva York su esquema definitivo, que oscilará entre el 4-3-3 heredado de Frank Rijkaard y el 4-4-2 más conservador. La incorporación ofensiva de los volantes y los laterales de largo recorrido, especialmente Alves, seguirán formando parte del patrón de juego del Barça.

Guardiola, sin embargo, deberá mejorar aún algunos aspectos de su equipo. La mayoría tienen que ver con los ajustes defensivos, las coberturas y la coordinación en una línea que ha sufrido numerosos cambios con la llegada de Alves, Cáceres y Piqué.

Enfrente, el Barcelona tendrá a un equipo heterogéneo, con diez nacionalidades en su plantilla, pero sin grandes estrellas, especialmente tras el adiós del ex capitán de Estados Unidos, Claudio Reyna, retirado del fútbol tras dos años con más lesiones que fútbol en el equipo neoyorquino.

El entrenador del Red Bulls, Juan Carlos Osorio, tiene las dudas de los delanteros Chris Megaloudis y John Wolyniec, y ya sabe que no podrá contar durante seis meses con el colombiano Oscar Echeverry por una lesión en la rodilla derecha. Ante el Barça tampoco actuará por lesión el atacante Dane Richards.

En cambio, podrá poner a prueba a su último fichaje, el joven defensa mexicano Diego Jiménez.

El nivel deportivo del New York Red Bulls está un peldaño por debajo del último rival del Barça, el Chivas de Guadalajara mexicano (2-5). El Red Bulls es el peor equipo de los siete que conforman la conferencia Este de la Major League Soccer, con cinco victorias en 18 partidos.

En el último enfrentamiento entre ambos equipos, el 12 de agosto de 2006, durante la última gira del Barça por Estados Unidos, el equipo azulgrana superó al Red Bulls por 4-1 ante los 79.002 espectadores que se dieron cita en el Giants Stadium. Ronaldinho (2), Messi y Saviola marcaron para el equipo azulgrana. El francés Youri Djorkaeff anotó el tanto local.

El amistoso volverá a disputarse en el mismo escenario, sede habitual de los partidos del New York Red Bulls, con una capacidad para 80.242 espectadores y parte del complejo deportivo "Meadowlands".
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información