Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La paciencia con el Real Madrid ha durado solo 90 minutos

  • "No me cabe duda que a Benítez no le van a hacer fácil su vida en el Real Madrid. Lleva poco más de diez días y, por lo que algunos dan a entender, tiene ya a medio vestuario en su contra"
Jaime de Carlos - La Opinión
Jaime de Carlos - La Opinión Jaime de Carlos - La Opinión

El Real Madrid no jugó bien el pasado sábado ante la Roma. Es más, protagonizó un partido aburridísimo y con pocas ocasiones de gol. Pero era su primer encuentro de la temporada, un choque amistoso que se disputó con una semana de entrenamientos en las piernas de los jugadores y con un recién llegado en el banquillo. Razones de más para no esperar grandes cosas del equipo blanco, aunque no fueron pocos los que tuvieron el arrojo de criticar la actuación del Madrid e incluso de sacar conclusiones de esta pachanga veraniega que se disputó a casi 16.000 kilómetros del Santiago Bernabéu.

El pasado 4 de junio Rafa Benítez comentó en una entrevista que "al inicio siempre hay una fase de adaptación del entrenador a los futbolistas. Así que hay que pedirles que en ese momento tengan un poco de paciencia". Más claro no pudo ser el madrileño, porque él era el primero que sabía que le iban a dar ‘palos’ casi sin tiempo para sentarse en el banquillo. Aunque lo que estamos viviendo en los últimos días va camino de batir todos los récords, porque la paciencia ha durado solamente 90 minutos y según algunos casi mejor que Florentino Pérez vaya buscando otro entrenador, porque este no da la talla.

Ya se sabe que en el Real Madrid nunca hay tranquilidad y que cualquier error se puede pagar muy caro. Pero la presión a la que se está sometiendo al equipo desde el primer día es excesiva, probablemente porque Benítez no ha llegado al club con una 'bendición' mayoritaria. Su elección ha generado numerosas críticas y todavía hay aficionados y un sector de la prensa que siguen sin estar convencidos de sus capacidades, por lo que el escepticismo va a estar a la orden del día en muchas de las opiniones.

Rafa Benítez habla con Lucas Vázquez

La de la desconfianza puede ser una postura totalmente válida, siempre y cuando no se lleve a la exageración y al engaño. Porque en estos días también nos está tocando leer cómo algunos medios ya empiezan a buscar tiranteces entre Cristiano Ronaldo y Benítez. Aprovechando que el portugués le juró fidelidad a Ancelotti cuando este ya tenía la 'soga al cuello', ahora hay quienes se dedican a analizar cada entrenamiento del equipo blanco. Su objetivo es atisbar cualquier gesto que pueda servir para establecer todo un tratado sobre lo mal que supuestamente se llevan la estrella y el nuevo 'míster'.

Así que este año va a tocar prepararse, porque el madridismo va a tener que soportar muchas páginas de periódicos y minutos de televisión en los que se debata sobre la relación de Benítez con los futbolistas. Y no porque realmente vaya a haber 'malos rollos', sino porque será el punto donde intentarán hacer daño los detractores del entrenador y del Real Madrid. Al fin y al cabo esta era la baza que Ancelotti tenía a su favor para mantenerse en el cargo; y ahora buscarán debilitar a su sucesor por ese flanco para que acabe perdiendo en la comparación y Florentino Pérez se convierta en el gran culpable por haber tomado la decisión de cambiar de entrenador.

No me cabe duda que a Benítez no le van a hacer fácil su vida en el Real Madrid. Lleva poco más de diez días y, por lo que algunos dan a entender, tiene ya a medio vestuario en su contra porque los jugadores no entienden su forma de entrenar ni comparten la intensidad de sus sesiones de trabajo. Mera palabrería de los que no quieren a este club y no le desean bien al madrileño. Cualquiera que sepa algo de fútbol es consciente de que todo entrenador necesita tiempo de margen y toneladas de paciencia para ver cómo su trabajo empieza a dar sus frutos. Y Benítez no debe ser menos, aunque si hay una palabra que está escrita en el diccionario madridista con una tipografía muy pequeña es precisamente esa, "paciencia".

No en vano, en estas dos semanas le es está quedando claro que entrena a un club que no puede ni empatar los amistosos. Pero esto es algo que él ya sabía desde hace tiempo, de sus inicios en la Ciudad Deportiva a principios de la década de los '90'. Por eso su experiencia previa debe acabar siendo una ventaja que le 'inmunice' ante las críticas venenosas y destructivas. Hoy por hoy no hay nadie mejor que Benítez para saber lo que significa entrenar a este club, así que no me cabe duda de que él sabrá aislarse de todas estas corrientes negativas e incluso se ayudará de ellas para motivarse de forma especial. Y es que como dice el refrán, "lo que no te mata te hace más fuerte" y en su caso él va a tener mucho margen de tiempo para 'alimentarse' de todas estas críticas injustas.

 

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Puede seguir a Jaime de Carlos en Twitter: @wordsentinel

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información