Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Casillas o Dudek

Iñaki Cano Iñaki Cano

Mi amigo César se puso nervioso al ver al mejor del mundo sentado en el banquillo contra el Zenit. Le entró el 'Baile de San Vito' al comprobar que la portería del Real Madrid no encajaba ni un solo gol. Cuando llegó a su bar y escuchó las palabras del nuevo entrenador Juande Ramos, diciendo que no sabía quien sería el titular en el Camp Nou, se termino de derrumbar. No se lo podía creer. El mejor portero del mundo era duda para jugar contra el Barcelona y, además, sin estar lesionado. En el interior del bar aún estaban con la resaca del 3-0 y con las lamentaciones por la ausencia de Robben en el Camp Nou. Que distinto sería todo con Robben…

En ese instante comenzó una tertulia con Casillas como protagonista. Probablemente haya sido la tertulia más caliente que he visto y oído en el bar de mi amigo César.

Las especulaciones, comentarios y sospechas malintencionadas empezaron a brotar de las mentes calenturientas de todos los presentes. Se habló de las malas relaciones de Casillas con Raúl o viceversa. Comenzaron las sospechas sobre Juande Ramos y su alineación. ¿Por qué Dudek? ¿Por qué Casillas es el único que no fue titular el miércoles respecto a los que jugaron contra el Sevilla? ¿Tendrá algo que ver que el de Móstoles haya cambiado de representante? Por hablar hablaron de la comida de Raúl y Juande antes de que firmara por el Real Madrid. Unos decían que en la prensa habían dicho que almorzaron hace dos semanas. Otros que si hace un mes y Juande había reconocido que comió con Raúl pero dos meses atrás. El caso es que Raúl y Juande habían comido juntos y alguno de los contertulios, calentándose un poco, que habían almorzado para preparar el despido de Schuster y las alineaciones sin la presencia de Casillas.

En ese punto intervine señalando que el Siete blanco nunca se metería un gol en propia puerta y relegar al mejor portero del mundo a la suplencia es meterse  un gol a sí mismo. Seguí argumentando que él no participa en todas aquellas leyendas urbanas que circulan sobre su figura. Raúl no es tonto y que aunque no sea amigo de algunos de sus compañeros les dije que Raúl no es un 'traidor'. Les recordé muchas de las acciones que ha llevado a cabo el capitán blanco en beneficio del equipo. No podía aceptar que se pusiera en duda la honestidad y honorabilidad de Raúl González Blanco.

Hubo entonces un silencio valorativo que duró poco ya que de inmediato salieron con aquello de que España jamás había ganado nada hasta que Raúl no estuvo con la selección.

Mi amigo César me miró de reojo y resoplando pude leerle el pensamiento: "¡La que has liado con las sospechas!" Sí, con las sospechas y con las insinuaciones. Todos los que estaban presentes se miraban unos a otros buscando el culpable de tales difamaciones y mire usted por donde el nombre del culpable salió: Ginés Carvajal.

Eduardo 'el farmacéutico' y del Barça, fue el que lo explicó. "Mirad, -dijo-, Gines Carvajal era el representante de Casillas, ya no lo es; Carvajal es el representante de Raúl, Salgado y Juande"...  "¿Y qué?", preguntaron... "Pues muy fácil, -continuó Eduardo-, la venganza se sirve en plato frío y esta es una venganza muy congelada. Unid los cabos y entenderéis porque Casillas ha sido suplente y seguirá siéndolo".

No pude más. Le dije al farmacéutico que se lo hiciera mirar, que no estaba bien de la 'chola' y que por favor no la liara más. Que una cosa es que las relaciones no sean las mejores y otra cosa es que sus 'conclusiones' fueran tan retorcidas. Salgado a esas cosas no juega. Raúl manda pero no tanto. Juande tiene sus propias ideas y una gran personalidad como para aceptar ese tipo de insinuaciones. "¿Y de Ginés no dices nada?", preguntó: "Pues del Sr. Carvajal os digo que se puede equivocar en muchas cosas, pero no es tan torpe como para montar la que vosotros, bueno tu Eduardo, quieres montar".

¡No puede ser, no puede ser! ¡Que no me lo creo! Nadie tira piedras contra su tejado y no está ahora el techo blanco para recorrer las tejas que cubren la portería del Real Madrid. Hay otras remodelaciones más urgentes y necesarias en el club de la calle Concha Espina.¡Que no puede ser verdad! Y eso que los niños y los borrachos son los únicos que no mienten.
 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información