Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pedja y Calderón: ¡Fichadlo ya!

José Manuel Estrada José Manuel Estrada

A veces es mejor anticiparse al resto, y eso es lo que precisamente deberían de hacer tanto Pedja Mijatovic como Ramón Calderón. Hay un hombre que ya ha expresado en público su deseo de no romper una promesa familiar, que no es otra que la de jugar en el Real Madrid. Por él se pelea media Europa, por él se pagará este verano una millonada y por él beben los vientos todos los entrenadores de los grandes del continente. Si la Dirección Deportiva madridista quiere dar un golpe de efecto, el elegido debería de ser él.

Benzemá lleva ya una carrera que, para nada, va en consonancia con su edad. Muy precoz, los 21 años que cumplirá esta semana engañan. Es un hombre con una potencia increíble, tiene la arrancada de los dioses, envergadura, posee una velocidad punta envidiable y atesora lo que todo grande busca: ese salto de calidad que permita tener en punta a un delantero que convierta en gol cualquier balón que caiga entre la línea de tres cuartos y la portería rival.

Por eso es el momento de aprovechar la buena disposición del francés, algo que no ocurre todos los días. Recientemente, en una radio francesa, expresaba su deseo de no romper la promesa que hizo con su madre hace un tiempo. El sueño del delantero del Olympique de Lyon y de su progenitora es la de ver el nombre de Benzemá en la elástica merengue. Pretendientes no le faltan, porque Chelsea, Manchester United, FC Barcelona o AC Milan ya han llamado, entre otros, a la puerta de su representante. Pero él quiere vestir de blanco.

Lleva 4 temporadas jugando en el Olympique de Lyon, tiene experiencia en la Liga de Campeones y tiene esa sensación de todo jugador europeo de creer que la liga francesa se le ha quedado pequeña. En apenas cuatro años ha marcado 49 goles con su equipo y ha metido 5 en sus 19 partidos internacionales con la selección francesa. Además, sus orígenes argelinos y su pelo rapado han hecho que, estéticamente, se le haya comparado mucho con un compatriota: Zinedine Zidane. ¿Les suena ese nombre?

Todo tiene su lado negativo, por decirlo de alguna manera, y es que si llega en invierno no podría disputar la Liga de Campeones. Sin embargo, tratándose de un hombre como él, no sería un problema para el Real Madrid: tendría por delante hasta 5 meses para que se adaptara completamente a la Liga española centrándose única y exclusivamente en la competición doméstica. Eso, a estas alturas de la competición, es una ventaja.

Mijatovic y Calderón tienen que andar listos y aprovechar los gustos de Benzemá. No hay que esperar ni un minuto más para que Karim cumpla su promesa y no haga sufrir a su familia. Es más, tengo la sensación de que si el Madrid no da el paso lo darán el Barça, el Milan o el Chelsea. Es una corazonada, pero todavía se está a tiempo. No por otra cosa, sino porque el aficionado apenas puede disfrutar de Iker, Robben y un poco de Raúl con la actual plantilla, y un fichaje de ese calibre devolvería la ilusión a una afición huérfana de nombres con tirón.

¿En su día Benzemá dijo que su preferencia era el Real Madrid? Pues que Calderón y Mijatovic le hagan hacer su sueño realidad.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información