Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El cristiano más cercano a Dios

Alberto Piñero Alberto Piñero

Los conceptos de cielo e infierno fueron creados por religiones y sociedades antiguas para justificar el premio o castigo a los seres humanos según cómo habían actuado en  su vida terrenal. En el cielo es donde se supone que residen los dioses y a donde van a parar las personas que son ‘buenas’ tras su muerte. Así, supuestamente se reencuentran con ese dios en el que creen y viven a su lado por los siglos de los siglos. Sin embargo, no sólo rezando y siendo ‘bueno’ te acercas al cielo. Entrenando duro hasta convertirte en uno de los mejores futbolistas del planeta también es una buena vía para ascender al olimpo de los dioses.

Y si no, piensen en Messi (o anteriormente en Maradona), al que los aficionados al fútbol le conocen cariñosamente como ‘D10s’ o ‘Messías’. Sin embargo, y aprovechando que ambos están en la Liga española, parece este un buen momento para poner a la misma altura celestial a Cristiano Ronaldo. El debate sobre Messi y Ronaldo es interminable, y seguramente nadie tenga la verdad absoluta de entre los defensores del argentino y del luso, pues cada semana ambos dan argumentos nuevos para justificar que en realidad ambos son los mejores del mundo y que el enfrentamiento mediático sólo les hace más gigantes. Pero precisamente por ello, es lógico ponerlos en el mismo peldaño de esa escala que les lleva a la eternidad. Y más tras la soberbia actuación del miércoles en Mallorca, donde a Cristiano empezó a conocérsele como ‘RonalDIOS’.

El luso es un futbolista total de esos capaces de hacerlo todo bien estén en la franja del campo en la que estén, de esos que cada vez que tocan el balón el estadio entero murmulla y los rivales aprietan los dientes, de esos a los que parece difícil ponerle un techo y que sólo salen cada cierto tiempo en el Planeta Fútbol. Y ahí están sus números, pues con los tres goles en el Ono Estadi son ya 25 dianas del delantero merengue en 27 partidos disputados en Liga para sumar un total de 32 tantos en 33 partidos oficiales esta temporada (una media de un gol cada 85 minutos). Pero más allá de las estadísticas y del último hat-trick, lo que más sorprende en Cristiano no es sólo su velocidad, fuerza, potencia, técnica, o remate, sino su hambre, su ambición y su capacidad para echarse a la espalda a un club tan prestigioso y con tanta historia como el Real Madrid. ¡Y con sólo veinticinco años y nueve meses en el club! “Lo que hacemos en la vida tiene su eco en la eternidad” se decía en la película de ‘Gladiator’, y seguramente las actuaciones de ‘RonalDIOS’ pronto empezarán a escucharse en ese más allá... si no lo han hecho ya, claro.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información