Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cesc Fabregas no es el fichaje

  • "Cesc estará permanentemente a la sombra de dos de los estandartes del actual Barcelona, fiche por el conjunto azulgrana o por el madridista"
Diego Vargas Diego Vargas

El fichaje de Cesc Fabregas por el Real Madrid o el FC Barcelona se prevé como la incorporación que dilucidará el futuro de ambos clubes la próxima temporada. El centrocampista del Arsenal es la pieza fundamental que ambos clubes se han planteado, unos para reforzar la medular y otros para liderar el equipo. Sin embargo, mi pregunta es ¿Realmente Cesc es el hombre que necesita el Madrid?

La llegada del mediocentro catalán tiene varios aspectos positivos y varios aspectos negativos. No está tan claro que los pros superen en número a los contras, motivo que debería impedir el gasto de una cantidad superior a 40 millones de euros por un futbolista que, en mi opinión, no es ni mucho menos del estilo que necesita ahora el club.

Es evidente que el público del Bernabéu quiere ver buen fútbol, espectáculo y victorias. Conseguir títulos importantes es el gran objetivo, y desde hace un tiempo se viene suponiendo que eso es lo que se conseguirá con el fichaje de Cesc. No obstante, creo que lo único que se conseguiría con la llegada del capitán del Arsenal es una mala imitación del FC Barcelona. Hacer daño a los azulgrana porque sí. ¿Es eso lo que queremos?

El Real Madrid está obligado a ganar jugando bien sus cartas. Y jugar bien sus cartas no significa apostar por una fotocopia del eterno rival, por muy superior que se le considere. Precisamente esa superioridad es la que ha provocado el actual estado del madridismo. Una cosa es que el Barcelona sea superior, y otra que se sienta superior. Eso es lo que logró Mourinho con sus planteamientos ultradefensivos en Liga de Campeones, variando en mucho la imagen del equipo en la final de Copa del Rey.

En el equipo que se impuso en Mestalla jamás tendría cabida un futbolista como Cesc. Físicamente débil, excesivamente lento de movimientos para el juego actual de los blancos y más comprometido con sus sentimientos culés que con cualquier posibilidad de llevar su carrera camino del éxito. Un éxito que podría obtener difícilmente en el Madrid, pero que jamás encontrará en Barcelona.

Por mal que me pese, Fabregas no llega a la altura de los zapatos a Xavi o a Iniesta. Estará permanentemente a la sombra de dos de los estandartes del actual Barcelona, fiche por el conjunto azulgrana o por el madridista. Ojalá fuera tan fácil alcanzar a los culés. Pero me temo que el Madrid deberá resistir estoicamente a que finalice el ciclo actual, algo que por otra parte está mucho más cerca de lo que parece.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información