Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mou, un ateo del clavo ardiendo

  • "lo cortés no quita lo valiente y si de algo hemos presumido los madridistas estos años es de una plantilla que tiene la suficiente categoría como para afrontar estas dos competiciones con la misma intensidad"
Fernando de Páramo - La Opinión
Fernando de Páramo - La Opinión Fernando de Páramo - La Opinión

En plena Semana Santa y con el olor a incienso todavía en las calles de España, algunos, pese a no comulgar con el fervor de las fiestas, nos contagiamos de la pasión que reina estos días, sin embargo, en el Real Madrid hay quien está viviendo su particular ‘crisis de fe’.

Y es que mientras algunos futbolistas se empeñan en llevar el ‘paso’ como fieles costaleros aguantando el peso y la responsabilidad del equipo, otros se escaquean entre las faldas, abandonan antes de tiempo y huyen cobardemente. “La liga está muy difícil” “No hay nada que hacer” son frases que resuenan en las cabezas de más de uno, y aunque todos sabemos que creer en esta liga es un ejercicio de fe absoluta, este equipo ha demostrado en muchas ocasiones que pelear hasta el final no solo es obligatorio, sino que va con el escudo. Viendo la pasividad con la que afrontaron el partido frente al Zaragoza la mayoría de futbolistas y el propio entrenador desde el banquillo madridista, me avergüenzo. Nos guste o no, eso no es propio de un club que ha pasado a la historia por sus remontadas, su entrega y su lucha desesperada.

“No creo que hayamos jugado pensando en París” añadía un temeroso Roura que lo único que puede celebrar desde que es entrenador del Barça son los records de Messi. Un Barça, que como el mismo entrenador reconoce, “Ha perdido intensidad y entrega” pero que viendo al Madrid por el retrovisor a tanta distancia no pierde ni un segundo en preocuparse. Otro gallo cantaría si los blancos hubiesen aprovechado las pocas migajas que el Barça ha ido dejando en el camino, pero para eso hay que creer y Mourinho y algunos son ateos en el Vaticano Blanco.

Bendito sea el portugués si su dejadez liguera se traduce en un milagro europeo, en ese caso, dará igual Buda, Alá o Dios y Mou será ‘santo’ por muchos años. Pero amigo, lo cortés no quita lo valiente y si de algo hemos presumido los madridistas estos años es de una plantilla que tiene la suficiente categoría como para afrontar estas dos competiciones con la misma intensidad. Así que basta ya de excusas y de juegos dialécticos, ha llegado el momento de que más de uno cuelgue el hábito de monaguillo y empiecen a demostrar su madurez. Creamos o no creamos, comulguemos o no comulguemos, recemos o no recemos el Madrid debe luchar hasta el final, es justo y necesario. Amén.

 

Puede seguir a Fernando de Páramo en Twitter: @ferdeparamo

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral 

 

ustedpregunta.com ustedpregunta.com ustedpregunta.com ustedpregunta.com
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información