Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La maldición rusa pasa al olvido

  • Segunda victoria blanca en tierras de los zares
Defensa Central Defensa Central
Tras años y décadas de batacazos en tierras rusas el Madrid parece haberle cogido la medida a la tierra de los zares. Las dos últimas visitas blancas al país ruso se cuentan con victorias, tras el gran triunfo blanco de esta noche en San Petersburgo, contra el Zenit por 1-2 con goles de Hubocan en propia puerta y Van Nistelrooy.

Hasta hoy, de los ocho partidos que el Madrid había disputado allí, sólo había ganado en una ocasión. Perdió en cuatro partidos disputados en Moscú ante Spartak, Lokomotiv y Torpedo, y sólo en el último enfrentamiento hace seis temporadas pudo comenzar a quitarse el hielo de encima. Fue en la liguilla de octavos de la Liga de Campeones ante el propio Lokomotiv, y entonces Ronaldo marcó para conseguir los tres puntos (0-1). Ahora a este triunfo se suma el de esta noche ante el Zenit.

EN RUSIA EL MADRID JUGÓ SU ÚNICO PARTIDO VESTIDO DE ROJO



Aparte del balance ya no tan negativo de resultados, los partidos en Rusia han dejado algunas otras curiosidades en la historia madridista. Concretamente, su primer partido en la Unión Soviética contra el Dinamo de Kiev (0-0) dejó en el recuerdo de todos los merengues la leyenda del Gato de Odessa. García Remón es el hombre que sustenta ese apodo, ganado a base de heroicas paradas en Odessa aquella noche.

Otro de los detalles que dejó aquella mágica noche del 7 de marzo de 1973 ante el Dinamo fue la vestimenta del Real Madrid. La nieve obligó al conjunto merengue a cambiar su tradicional elástica blanca por una camiseta de color rojo, en la que ha sido la única vez que el Madrid ha jugado de rojo en sus 106 años de historia.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información