Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Benzema, de los suburbios de Lyon al Real Madrid

  • DC repasa los comienzos de Karim Benzema y su ascenso hasta la élite del fútbol
DC repasa los comienzos de Karim Benzema y su ascenso hasta la élite del fútbol
Diego Vargas - El reportaje Diego Vargas - El reportaje

"No os riáis, he venido para quitaros el puesto". Ésas fueron las palabras de Karim Benzema, hoy delantero del Real Madrid, cuando sus compañeros más veteranos del Olympique de Lyon, como Wiltord o Baros, comenzaron a reírse después de su presentación en el vestuario cuando apenas era un juvenil. Muy poco después, a sus competidores por el puesto de delantero en el equipo francés se les quitaron las ganas de reír ante la explosión del futbolista de ascendencia argelina, que con sólo 17 años ya hacía los goles a pares para uno de los gallitos de la Ligue 1.

Nacido el 19 de diciembre de 1987 en Lyon, Karim Benzema es el séptimo de nueve hermanos (son cinco hermanas y cuatro hermanos). Procedente de una familia humilde de inmigrantes argelinos (su padre era argelino, al igual que sus abuelos maternos), nadie podía imaginarse que aquel niño regordete con dificultades para relacionarse con los demás pudiera llegar a convertirse con el paso de los años en uno de los futbolistas más importantes del mundo: "Nunca fue un chico de muchas palabras, era bastante tímido y muy respetuoso. Le cuesta adaptarse a un grupo social, pero una vez que lo hace es un gran compañero", admiten los que fueron sus profesores.

Sin embargo su padre, Hafid, un hombre recto y disciplinado, se dio cuenta pronto de que Karim podía tener un futuro como futbolista. Su medida para ayudarle a conseguir ese sueño fue ponerle a dieta para que comenzara a jugar en alguno de los equipos más humildes de Lyon. El Bron Terraillon SC sería el primer equipo de Karim Benzema en su camino para convertirse en futbolista profesional. Se trataba del equipo del Bron, barrio obrero de la periferia de la ciudad francesa que fue construido en los años 70 y en el que Karim vivió desde niño y hasta prácticamente su fichaje por el Real Madrid. Una zona con fama de peligrosa a causa de la delincuencia en la que el delantero se pasaba el día jugando con apenas 8 años, tal y como recuerda su entrenador de la época, Frederic Rigolet: "Se pasaba todo el día jugando. Su madre tenía que salir a buscarle por la noche. Incluso le gustaba ponerse de portero. Decía que era Van der Sar".

En aquella época, Karim ya empezaba a destacar entre el resto de los niños y en un partido de infantiles ante el Olympique de Lyon en el que marcó dos goles los responsables de la cantera del club francés decidieron echarle el guante. No se arrepintieron. Desde el primer día en el equipo de Gerland, Benzema destacó entre el resto de los futbolistas. Su talento precoz ganaba partidos para el equipo francés. A pesar de que hoy no es considerado un '9' rematador, en aquella época terminaba cada torneo que jugaba como Pichichi. En el equipo Sub 16 tuvo tiempo para marcar 38 goles en 34 partidos y su rendimiento le sirvió para escalar al equipo Sub 18, con el que convirtió 12 goles en 14 partidos. Fue el preludio de su debut en el primer equipo, allá por el año 2004, con tan sólo 17 años. Con esa misma edad, ganaba su primer gran título internacional con Francia Sub 17, el Europeo de la categoría, junto a hombres como Samir Nasri o Ben Arfa.

El 15 de enero de 2005, Paul Le Guen decidía darle la alternativa en el encuentro ante el Metz de la Ligue 1. Karim entró en la segunda mitad y fue decisivo aportando una asistencia de gol, algo que hoy en día suele hacer casi con más frecuencia que marcar. Apenas unos días más tarde, firmaba su primer contrato profesional por una duración de tres años con el Lyon. Su primer gol oficial no llegaría hasta el 5 de diciembre de 2005 en su competición favorita, la Liga de Campeones. Fue en Gerland y ante el Rosenborg. En la Ligue 1 no se estrenaría como goleador hasta el 4 de marzo de 2006 ante el Ajaccio. A partir de la temporada 2007-08, Benzema se hizo definitivamente con el puesto de delantero centro del Olympique de Lyon, anotando 31 goles en 51 partidos. El año siguiente, anotó 17 goles, pero su calidad técnica y su estilo de juego le hacían imprescindible para su equipo y captaron la atención del Real Madrid.

"Desde aquí, por esa ventana, vi cómo llegaba un gran coche negro. De él salió un hombre bajito, con traje oscuro y gafas. Y tocó a la puerta de Hafid Benzema", cuenta Henry Bayada, vicepresidente del Bron Terraillon SC, sobre el día en que Florentino Pérez se presentó en persona en la casa familiar de Benzema para conseguir su fichaje. Era un sueño hecho realidad para un joven que en ese momento no había cumplido aún los 22 años. Su historia en el Real Madrid la conocemos todos, ya es el francés que más goles ha marcado en el club blanco y, junto a Zidane, el futbolista francés más importante de la historia del Real Madrid. Y todavía le queda mucho camino por delante…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información