Ir a versión clásica Ir a versión móvil

James, obligado a ponerse las pilas desde el primer día

  • El colombiano sabe que no se podrá despistar esta pretemporada
El colombiano sabe que no se podrá despistar esta pretemporada
 Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid ya tiene a su gran ‘fichaje’ de este mes de julio. James Rodríguez se incorpora este domingo a la concentración del equipo blanco en Shanghai (China), por lo que Rafa Benítez ya tiene a todo el plantel el completo a la espera de que Asensio se una al grupo cuando este regrese a la capital de España. Sin embargo, este regreso promete no ser plácido para el colombiano, quien ha podido comprobar durante sus días de vacaciones que la competencia volverá a ser feroz en el conjunto blanco.

El centrocampista ha disfrutado de cuatro semanas exactas de vacaciones tras disputar la Copa América con la selección colombiana, por lo que se va a incorporar al Real Madrid lo suficientemente descansado para afrontar a tope la nueva temporada. De hecho, James dio evidentes síntomas en Chile de estar agotado tanto física como mentalmente, por lo que Rafa Benítez espera que estos 28 días le hayan servido para desconectar y para recargar las pilas a la espera de lo que promete ser una temporada tan o más intensa que la que pudo experimentar el cafetero la pasada campaña.

Y es que James supo pasar con notable alto su primer curso en el Santiago Bernabéu, aunque lamentablemente los resultados del equipo no acompañaron. Él al menos pudo irse con la conciencia tranquila porque fue de los hombres más destacados de la plantilla y logró hacerse con un sitio fijo en el once titular. Sin embargo, todo eso ahora no le va a valer de mucho, porque la salida de Carlo Ancelotti del club le va a obligar a empezar prácticamente de ‘cero’. No en vano, incluso se podría decir que partirá desde este fin de semana con un pequeño 'hándicap' por llevar dos semanas de entrenamientos menos que la mayoría de sus compañeros.

Así, no cabe duda de que la incorporación del colombiano va a ser una magnífica noticia para Benítez, pero al mismo tiempo va a añadir una incógnita a la compleja ecuación que ya tenía el entrenador. En un principio James podría encajar en la banda derecha dentro del 4-2-3-1 habitual del entrenador madrileño, pero en esa zona Isco se mostró como uno de los jugadores más destacados del equipo en los dos partidos disputados en Australia. Por eso el '10' merengue tendrá que demostrar que ha regresado al equipo totalmente enchufado y listo para asumir el reto de competir por un puesto en el once del Real Madrid, pues con Benítez ya se sabe que prácticamente nadie va a tener un sitio asignado entre los titulares.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información