Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid sumó tres puntos entre sonrisas y lágrimas

  • Hat-trick de Cristiano en un partido que dejó tres lesionados en el equipo blanco
Real Madrid 4-0 Shakthar Donetsk
 Jaime de Carlos - Santiago Bernabéu Jaime de Carlos - Santiago Bernabéu

El Real Madrid ha conseguido este martes un plácido triunfo por 4-0 ante el Shakthar Donetsk. Los de Rafa Benítez no hicieron un juego brillante, pero supieron aprovechar los fallos garrafales del inocente conjunto ucraniano y acabaron gustándose en los instantes finales. Benzema abrió el marcador en la primera parte y Cristiano lo amplió por partida triple en la segunda mitad - dos de ellos de penalti-. Sin embargo la alegría no fue completa, ya que la mala suerte se cebó con el equipo y hasta tres de sus jugadores no terminaron el partido por problemas físicos. Bale, Varane y Ramos fueron sustituidos por molestias de diversa índole, así que habrá que estar muy pendiente en las próximas horas de su evolución para conocer el alcance de sus lesiones.

El Madrid inició el partido marcando territorio. La primera fue para Isco, quien recibió en el pico izquierdo del área y usó su habitual rosca para buscar la escuadra opuesta. El esférico se perdió lamiendo el palo, pero el aviso del Rey de Europa ya estaba ahí. Sin embargo, el equipo ucraniano no estaba por la labor de amilanarse en su visita al Bernabéu y mantuvo su plan de presionar la salida del balón del Madrid y tocar con calma a la espera de encontrar el hueco que hiciera saltar la sorpresa. Y lo cierto es que casi le da resultado, pues un error por exceso de confianza de Varane propició una peligrosa pérdida en el area propia que obligó a Keylor a anticiparse para evitar un susto mayor.

El planteamiento del choque estaba servido y no era de todo positivo para los intereses de Rafa Benítez. Los blancos sólo lograban aparecer en pequeños chispazos, como en un sorprendente remate de espuela de Bale ante el que Pyatov tuvo que estirarse para alcanzar el balón. La jugada no terminó en gol, pero al menos espabiló a los locales, ya que sólo un par de minutos después un pase al espacio de Cristiano dejó solo a Benzema ante el portero. El francés se lo quitó bien de encima, pero se escoró y demoró tanto que acabó rematando demasiado alto cuando tenía toda la portería para él.

A pesar de estas dos buenas ocasiones el partido seguía transmitiendo una sensación de incomodidad. Incluso Keylor Navas se contagió de esta espesura general, ya que estuvo muy cerca de cometer un error fatal al introducirse el balón en la portería tras controlar mal un pase que aparentemente no llevaba nada de peligro. Por fortuna llegó a tiempo de sacar el balón, aunque no pudo evitar que la grada se llevara uno de los sustos de la noche. De hecho la paciencia se empezaba a agotar entre el respetable y a los 22 minutos de partido los primeros pitos ya se escuchaban en Concha Espina.

Así que el panorama era malo. E iba a ser peor por momentos, porque en el minuto 27 Bale se retiraba 'tieso' del campo tras una rotura muscular de libro. Al galés salía del campo por su propio pie, pero sin atisbo de poder regresar al campo y con la sensación de que pasarán varias semanas antes de que le volvamos a ver de corto. Así que el Madrid afrontó los siguientes tres minutos con 10 en el campo mientras su sustituto Kovacic hacía un calentamiento exprés en la banda. Una inferioridad que le trajo suerte al Madrid, porque sólo así se puede explicar que en el minuto 28 Pyatov cometiera la pifia de la jornada. El meta no agarró bien un centro fácil desde la izquierda y dejó suelto el balón a los pies de Benzema para que este no perdonara a portería vacía.

 

 

La combinación de gol con la entrada del croata mejoró ligeramente el juego del equipo e inyectó una nueva dosis de paciencia para la grada. Modric tuvo una buena ocasión para aumentar la renta con un disparo desde la frontal, pero el resultado no se movió más antes del descanso. Un respiro necesario para todos, porque había mucho que mejorar a pesar de que el marcador fuese la nota positiva del partido hasta el momento.  Y su primer movimiento sobre el tablero fue introducir a Pepe por Varane. El francés no había tenido una buena noche hasta el momento y sus molestias físicas sólo venían a confirmar que el partido iba a dejar varias secuelas preocupantes para el equipo.

La expulsión de Stepanenko allanó el partido

FICHA TÉCNICA:

4- REAL MADRID: Navas; Carvajal, Varane (Pepe, min.46), Ramos (Nacho, min.59) Marcelo; Isco, Kroos, Modric; Cristiano, Benzema y Bale (Kovacic, min.31).

0 - SHAKHTAR DONETSK: Pyatov, Srna, Kucher, Rakitskiy, Azevedo; Fred, Stepanenko; Marlos (Kovalenko, min.74), Alex Teixeira, Taison (Malyshev, min.67); y Gladkiy (Bernard, min.82).

GOLES: 1-0, minuto 30: Benzema; 2-0, minuto 55: Cristiano, de penalti; 3-0, minuto 63: Cristiano, de penalti; 4-0, minuto 81: Cristiano.

ÁRBITRO: Ivan Bebek (CRO). Amonestó a Stepanenko (min.32), Srna (min,54), Kucher (min.75), Malyshev (min.80), por el Shakhtar. Expulsó por doble amonestación a Stepanenko en el minuto 50.

ESTADIO: Santiago Bernabéu.

Por fortuna enfrente el Shakthar seguía con tendencias suicidas. En el minuto 50 Stepanenko cometió la equivocación de meter la pierna de forma desproporcionada cuando Ramos buscaba salir con el balón controlado. El centrocampista ya tenía una amarilla, así que vio la segunda sin rechistar y enfiló el camino de vestuarios. Fue el principio del fin para el equipo ucraniano. Sólo habrían de pasar tres minutos antes de que llegara el segundo. Una buena jugada de Benzema derivó en un pase atrás a Cristiano. El portugués remató duro y centrado, pero el balón golpeó a Srna y el colegiado croata marcó el punto de penalti a instancias de su asistente. CR7 no falló y puso al equipo al pie de una cuesta abajo.

Con una hora de juego estaba claro que el partido daba una de cal y otra de arena para el Real Madrid. Así que tras el segundo gol tocaba la de arena. Ramos se tuvo que retirar del campo para dar entrada a Nacho, ya que el central llevaba cinco minutos muy incómodo después de que la acción con Stepanenko le dejara dañado el hombro. Era el tercer lesionado de la noche, un precio muy alto para tratarse del primer partido de Champions de la temporada.  Aunque al menos ya estaba el 'karma' para compensar tanta mala suerte y en el 62 Cristiano repetía gol desde el punto de penalti después de que Azevedo hiciera otra mano infantil en el área.

Con 3-0 en el marcador aún quedaba media hora de fútbol en el Bernabéu, así que el Madrid optó por blindarse para evitar nuevas lesiones. El equipo merengue continuó dominando el tiempo del partido y tuvo la oportunidad de mejorar ostensiblemente la imagen de la primera parte. Benzema tuvo el cuarto en su cabeza tras un espectacular pase de Isco, pero su remate se marchó incomprensiblemente alto. En cambio, su amigo Cristiano no falló poco después a portería vacía tras un rechace de Pyatov a tiro de Marcelo. Ya no habría tiempo para más y con 4-0 acababa un partido de inicio áspero y dulce final. Aunque a la hora de hacer el balance, cabe preguntarse si estos tres puntos no acabarán siendo demasiado caros a juzgar por los tres lesionados que dejó el choque.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información