Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Las cuatro claves del '4' para el derbi

  • Sergio Ramos, en su mejor versión, puede ser el mejor 'fichaje' del Real Madrid en el derbi del Calderón
Diego Vargas - El reportaje
Diego Vargas - El reportaje Diego Vargas - El reportaje

El derbi de este domingo entre el Real Madrid y el Atlético significará el regreso al equipo de Sergio Ramos después de que el sevillano se lesionara en el hombro ante el Shakhtar Donetsk. El defensa de Camas es un jugador fundamental en el esquema de Rafa Benítez, que ha echado al zaguero de menos durante su ausencia, y son cuatro las principales claves que hacen que el conjunto merengue gane con la presencia de su '4' sobre el campo.

Sergio Ramos

Juego aéreo

Tanto a nivel defensivo como a nivel ofensivo, la presencia de Sergio Ramos en el equipo madridista siempre supone un plus en el juego aéreo. El sevillano, con una estatura de 1'83 metros, es uno de los grandes valores del Real Madrid en el juego por alto. A la hora de defender las jugadas a balón parado, de saltar con los delanteros rivales en balones divididos o, ya en ataque, su capacidad para el remate contra la portería rival, hacen de Ramos una de las cabezas privilegiadas del campeonato nacional de Liga, algo que ha demostrado con creces a lo largo de su carrera deportiva. Un potente salto y una fuerza por encima de lo normal en el cuello convierten a Sergio en una pieza clave para las acciones aéreas, sobre todo en partidos ante equipos que van tan bien por arriba como es el caso del Atlético.

Salida de balón

Ante el Granada y ante el Málaga, el Real Madrid notó mucho la ausencia de Sergio en las tareas de organización del juego y salida de balón. El defensa sevillano es una gran ayuda para los centrocampistas, podríamos decir incluso que cuando el equipo tiene el balón ejerce como uno más en la medular. Además, su capacidad para dar pases largos sirve en muchas ocasiones para desatascar el juego cuando los equipos rivales hacen una presión alta. Ése es el caso del Atlético, que intentará presionar lo más arriba posible para intentar recuperar el balón en zonas de peligro.

Carácter y liderazgo

Sergio Ramos

Todas las cualidades deportivas de Sergio Ramos, que son muchas, vienen acompañadas de su carácter y capacidad de liderazgo dentro del terreno de juego. El sevillano es uno de los jugadores que más espolea a los suyos, ejerciendo como capitán que es del equipo. Su intensidad sobre el terreno de juego y su actitud contagian a sus compañeros de forma habitual, algo que ha demostrado en múltiples ocasiones a lo largo de su carrera. Cuando ve un problema en el juego del equipo, habla con sus compañeros, intenta corregir posiciones o actitudes, y hace lo posible para que todos sigan su ejemplo de coraje y esfuerzo. El compromiso siempre es lo primero para él, y siempre dice que hay que vaciarse en el campo para irse a casa con la sensación de haberlo dado todo.

Aportación ofensiva

Además de un gran defensa, Sergio Ramos es uno de los jugadores que más peligro crean en ataque. Sus subidas en las jugadas a balón parado son míticas, y en el Atlético de Madrid lo saben mejor que en ningún otro sitio. El sevillano le quitó a los rojiblancos la Copa de Europa de las manos en la final de la Champions de Lisboa, y como ese gol han sido muchos los anotados por el defensa que fueron clave para que el Madrid consiguiera resultados positivos. Según El Futboscopio de Paul Tenorio, el capitán merengue es el jugador del equipo blanco que más goles decisivos ha conseguido en las dos últimas temporadas. Más de un 70% de sus goles son clave.

Ojo con la concentración y la sangre caliente

Una de las grandes lagunas de Sergio Ramos a lo largo de su carrera ha sido la falta de concentración que sufre en quizá demasiadas ocasiones. Su condición de defensa top y todas sus cualidades se ven mermadas por su incapacidad para mantenerse concentrado 90 minutos en según qué partidos. Los despistes le han jugado malas pasadas en más de una ocasión, del mismo modo que lo ha hecho su sangre caliente. Y es que Sergio de vez en cuando se excede en sus tareas de recuperación del balón con acciones que le cuestan demasiadas amonestaciones. De hecho, a sus 29 años es ya el futbolista más expulsado de la historia del Real Madrid y el sexto en la historia de la Liga. En un encuentro como el de este domingo, de tanta tensión, deberá cuidarse de no cometer este tipo de acciones.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información