Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ramos empieza a olvidarse del partido ante el Levante

  • Podría no arriesgar para llegar a tiempo sin problemas al choque ante el PSG
Podría no arriesgar para llegar a tiempo sin problemas al choque ante el PSG
 Defensa Central Defensa Central

Sergio Ramos tiene por delante una semana de duro trabajo después de haberse descartado para los partidos de la selección española. El sevillano tuvo que jugar infiltrado en el Vicente Calderón y la experiencia no fue demasiado satisfactoria para él, ya que recayó en su lesión en el hombro. Por eso ahora tiene claro que no va a volver a forzar su reaparición, si bien su objetivo es llegar a tiempo para estar el día 21 de octubre en el Parque de los Príncipes de París.

Salvando el impás del partido del Calderón, Ramos acumula ya tres semanas de rehabilitación, por lo que a priori sólo necesitará un par de semanas más para estar prácticamente al 100 %. El jugador confesó este martes en Las Rozas que seguía muy molesto e incluso el medio 'Vozpópuli' ha señalado que los doctores de la selección española llegaron a detectar una pequeña rotura en uno de los ligamentos de su clavícula izquierda. En consecuencia, el central se ha vuelto a poner a las órdenes de los doctores madridistas y está trabajando duro todas las mañanas en Valdebebas para rehabilitar la zona dañada.

De todas formas, Sergio es un hombre ambicioso por naturaleza y ya hace cuentas para intentar averiguar cuándo regresará a los campos de fútbol. En un principio la idea de estar el día 17 ante el Levante en el Santiago Bernabéu suena precipitada, por lo que ha empezado a descartar esta posibilidad. Como señala este jueves el diario 'Marca', salvo milagro Ramos no forzará en la Liga para poder estar el 21 en otro partido más importante aún, el de Champions ante el PSG en París. Como demostró en el derbi del pasado domingo él es un hombre que quiere jugar siempre todos los partidos, sobre todo si estos son ante rivales de entidad. Por ello hará todo lo que esté en su mano para medirse a los Ibrahimovic, Di María y compañía; salvo volver a infiltrarse como hizo con malos resultados ante el Atlético.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información