Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Real Madrid quiere recuperar el 'espíritu' de San Mamés

  • El vestuario se pone como referencia su gran victoria en la 'Catedral'
El vestuario se pone como referencia su gran victoria en la 'Catedral'
 Defensa Central Defensa Central

Hablar de 'El Madrigal' es hacerlo de uno de los estadios más complicados de Primera División. Desde su regreso a la la máxima categoría hace un par de temporadas el Villarreal ha conseguido recuperar su potencial hasta convertirse en un habitual de la zona europea de la clasificación. Por eso el vestuario merengue sabe que el partido de este domingo se puede considerar como un buen examen para medir su recuperación tras el varapalo sufrido en el pasado 'Clásico'.

El estadio castellonense es el cuarto más difícil de Primera División. Así lo indican los resultados de la presente Liga, ya que el Villarreal ha logrado 5 victorias, un empate y una derrota en los 7 partidos que ha jugado en casa. Son los mismos datos que presentan el Real Madrid en el Santiago Bernabéu y el Atlético de Madrid en el Vicente Calderón; mientras que solo el Barcelona presenta mejores resultados con un pleno de 7 triunfos en los mismos choques. Así pues, el duelo de este domingo es uno de los más complicados que tendrá que afrontar el equipo de Benítez en lo que resta de Liga. Razón más que suficiente para mantener alerta los 5 sentidos e intentar dar un 'puñetazo' sobre la mesa.

Desde la derrota ante el Barcelona el Real Madrid suma cinco victorias, tres de ellas - Shakhtar, Eibar y Cádiz - a domicilio. Pero en el club son conscientes de que el equipo sigue teniendo como asignatura pendiente brillar en los partidos duros que se disputan lejos del Bernabéu. Hasta el momento solamente ha realizado dos partidos realmente completos en estadios exigentes, en San Mamés y en el Parque de los Príncipes. En el primero logró vencer por 1-2; mientras que en el segundo no pasó del empate a cero a pesar de merecer golear a su rival. En todos los demás - en el Calderón, en Balaídos o en Lviv ante el Shakhtar - jugó bien a ratos, pero acabó sufriendo ante sus rivales.

De ahí que la consigna en el equipo sea recuperar la pujanza y la fortaleza que demostró a ratos en los meses de septiembre y octubre. El pinchazo del Barcelona en Mestalla ha sido interpretado como una segunda oportunidad para intentar engancharse al liderato, así que el Madrid sabe que este domingo no puede fallar ante el Villarreal. El 'submarino' es uno de esos equipos que no perdonan los errores, así que los blancos tendrán que realizar un partido tan completo como el que hicieron hace más de dos meses en San Mamés para lograr el que sería un triunfo de prestigio y un gran empujó de moral antes de afrontar el 3 de enero en Valencia otro de los partidos clave de esta Liga.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información