Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Capello: "El Madrid se puede sostener con la 'BBC', depende del resto"

  • El italiano ha repasado la actualidad merengue en una entrevista para 'AS'
El italiano ha repasado la actualidad merengue en una entrevista para 'AS'
 Defensa Central Defensa Central

Fabio Capello ha concedido una entrevista al diario 'As' en la que ha hablado de varios aspectos del Real Madrid. El italiano no ha querido 'mojarse' en relación a la salida de Rafa Benítez, pero ha dejado claro que ve a Zidane con la capacidad para triunfar y ha asegurado que no cree que la 'BBC' sea un peligro para el equilibrio del once merengue.

Salida de Benítez del club

"No sé la razón por la que no triunfó. Hay que estar en el vestuario para saberlo, pero si no hay 'feeling' con el entrenador es complicado triunfar. Él tiene experiencia, pero es posible que el cambio de Ancelotti a Benítez fuera demasiado traumático".

¿Por qué entrenar al Madrid es tan complicado?

"Depende de los presidentes... (ríe). Influye mucho. El club ha tenido muchos entrenadores en los últimos años, es una casa muy complicada. Si el presidente pasa del entrenador a hablar directamente con los jugadores de los problemas del vestuario está 'muerto' y los jugadores lo saben, porque se lo dicen unos a otros. Y piensan que el entrenador no vale para nada".

¿Quién decide los fichajes en el Madrid?

"El entrenador, ¿no? Normalmente es así... Si después el equipo lo hace el presidente...".

¿Ha hablado con Florentino sobre Zidane?

"No (ríe), yo ahora soy pensionista. A Florentino no le gusta lo que vino con otro presidente, él quiere ser el que fiche, el que decide y el que hace las cosas nuevas. No le gusta lo que tiene que ver con el pasado".

¿Se puede sostener el Madrid con la 'BBC'?

"Creo que sí, mire lo que le hizo al Bayern con Ancelotti. Es algo que depende de quiénes sean el resto. Fíjese en el Barça con Messi y Neymar. Ha llegado Luis Suárez, que ayuda mucho a los dos en defensa y funciona. Y a pesar de eso tienen problemas atrás, porque en cada partido les generan ocasiones".

¿Ve a Zidane con la experiencia necesaria?

"El carisma lo tiene, que es importante. Pero habrá que darle tiempo, los jugadores creen en ti hasta que gallas. Los futbolistas te evalúan cada día".

¿Alguna vez un presidente le pidió que jugara alguien?

"Sólo una vez. Cuando el Madrid fichó a Marcelo, Gago e Higuaín, todos jovencísimos. El presidente Calderón me preguntó la razón por la que nos lo ponía. Pero le dije que no se preocupara, que podían ser la "fortuna futura" del Madrid".

¿Le molesta que le vean como un entrenador defensivo?

"Es la mayor meentira del mundo. Empezaron a decirlo cuando gané el primer título con el Milan, todos los partidos eran 1-0. Pero mire mi primer año en el Madrid, jugaba con un solo mediocentro, que era Redondo. A su lado Seedorf, que era mediapunta, con Víctor y Raúl en las bandas y Mijatovic y Suker arriba. ¿Eso es ser defensivo?

Pero en su segunda etapa puso a Emerson y Diarra...

"No teníamos facilitad para mover la pelota. Faltaba esa calidad, pero era lo que había. Y tuvimos problemas con algunos jugadores, como Ronaldo. Cuando lo vendimos el equipo cambió. Hablé con el equipo para intentar ganar los últimos 11 o 12 partidos y lo hicimos. Ganamos el título porque la gente empezó a moverse más y a presionar más".

Relación Lorenzo Sanz

"El único problema que tuvo con él era porque quería que jugara su hijo. Fernando es muy buen chaval y entrenaba perfecto. Pero el padre quería que jugara y eso no podía ser".

—¿Siempre se llevó bien con Lorenzo Sanz?

—El único problema que tuve con él es porque quería que jugara su hijo. Y Fernando es muy buen chaval, ¿eh? Se entrenaba perfecto. Pero el padre demandaba que jugara, y eso no podía ser.

¿Cuál fue mejor, su primer Madrid o el segundo?

"El primer tenía mucha calidad, era un equipo muy serio. Un equipo con hombres: Hierro, Raúl, Illgner, Mijatovic, Redondo, Suker... Todos eran líderes con mucha personalidad y estaban decididos a ganar. Querían sufrir y entrenarse".

Su segundo Madrid

"Era un equipo de palabras, pero no de trabajo. Había buenos jugadores, pero no estaban conectados. Era difícil, porque hacían grupos".

Salida de Ronaldo del Madrid

"Pesaba 96 kilos y le pregunté cuánto pesaba en el Mundial que ganó en Corea y Japón. Me dijo que 84, así que le pedí que bajara al menos a 90. Pero no llegaba...

—¿Y su segundo Madrid?

—Era un Madrid de palabras, pero no de trabajo. Había buenos jugadores, pero no estaban conectados. Difícil. Hacían grupos... Intentaba ser respetuoso con todos los jugadores, ellos te ven todos los días y te evalúan. Cuando me preguntar cuál es el mejor jugador al que entrené podría dar tres onces históricos con ellos, incluido Ronaldo. Era impresionante, el mejor con diferencia. Él y Van Basten".

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información