Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cristiano 'caza' a pares y el Madrid gana sobrado

  • Los de Zidane se impusieron por 4-2 al Athletic en el Bernabéu con 'doblete' del delantero luso.
Real Madrid 4-2 Athletic
David Jorquera - Santiago Bernabéu David Jorquera - Santiago Bernabéu

Primera norma desde que Zidane entrena al Real Madrid y el partido es en el Bernabéu, no llegar tarde. Hacerlo es sinónimo de perderse un arranque de partido movido, con goles. Ya pasó en los partidos precedentes ante Sporting o Espanyol y se volvió a repetir ante el Athletic.

En este caso fueron dos minutos y 20 segundos los que tardó Cristiano Ronaldo en abrir la lata. El portugués realizó una jugada magistral, con un gran recorte dentro del área, y un chut imparable junto a la escuadra del equipo vasco. Todo un golazo para alzar el telón del partido al ‘estilo Zidane’.

Un error del Madrid costó el empate

Sin embargo, el Athletic salió respondón y no se vino abajo pese al golpe moral de encajar un gol tan tempranero. Seguramente el fantasma de los partidos precedentes en el Bernabéu era algo que podía sacudir las mentes del cuadro de Valverde, pero no fue así. También es verdad que el gol del empate, que llegó a los 10 minutos, fue causado por un error de Varane en el despeje del balón y que aprovechó Eraso para empujar a la meta de un vendido Keylor Navas.

El Madrid encajó el golpe como pudo, aunque le dolió. Se vio a un Athletic crecido que, de hecho, estuvo cerca de poner el 1-2 en un remate de Aduriz en el primer palo que se topó contra el larguero de la meta blanca. A todo esto decir que Zidane había sorprendido con el ‘nervioso’ Danilo como lateral derecho y Carvajal como sustituto de Marcelo. Al brasileño le costó algún reproche de la grada sus errores con el balón, aunque es justo reconocer que en la segunda mitad estuvo a mucho mejor nivel y la gente se lo supo premiar.

Pegada mortal del Madrid antes del descanso

El partido se estaba convirtiendo en un toma y daca, con llegadas por uno y otro bando. Un intercambio del que salió beneficiada la mayor calidad del equipo de Zidane. Ahí apareció la figura de James Rodríguez que, desde fuera del área, enganchaba un balón que se colaba junto al palo derecho de Iraizoz como un misil teledirigido. El alivio del Bernabéu al sentir el 2-1 fue importante. No era para menos.

El descanso ya acechaba y el Madrid había conseguido ponerse por delante tras un primer tiempo más que disputado. Y no solo eso, sino que además en el último segundo Toni Kroos pondría el 3-1 en el luminoso con un remate a la media vuelta desde dentro del área. Un gol más que psicológico, quizá más para el que lo recibía, el Athletic, que para el que lo marcaba, el Madrid.

Segunda parte más relajada

Ficha técnica

Real Madrid 4: Keylor, Carvajal, Ramos, Varane, Danilo (Nacho 69’), Kroos, Modric, Kovacic (Isco 71’), James (Lucas 80’), Cristiano y Benzema

Athletic de Bilbao 2: Iraizoz; De Marcos, Laporte, Etxeita, Balenziaga; Beñat, Iturraspe (Elustondo 61’), Eraso, Merino (Viguera 80’); Lekue (Muniain 69’) y Aduriz

Goles: 1-0 Cristiano Ronaldo (2’), 1-1 Eraso (10’), 2-1 James (37’), 3-1 Kroos (45’), 4-1 Cristiano Ronaldo (84’), 4-2 Elustondo (90’)

Árbitro: Álvarez Izquierdo. Amonestó a Etxeita, Varane, Balenziaga, Modric. Expulsó a Varane (83’)

Estadio: Santiago Bernabéu.

Como era de esperar, a más teniendo en cuenta que tanto Real Madrid como Athletic tienen compromisos europeos la próxima semana, el ritmo de la segunda parte fue inferior. Bajó la intesidad por parte de ambos, aunque en el caso del equipo de Zidane con la renta de dos goles a su favor se hacía más que comprensible.

El partido estaba para que no hubiera ningún fallo que pudiera perturbar al Madrid. Por fallo entendemos tanto un gol en contra como cualquier posible lesión. De hecho, un error de Kroos a la hora de sacar el balón desde atrás estuvo a punto de generarle un disgusto a los blancos, algo que no sucedió por la rápida salida de Keylor Navas que achicó todos los huecos al delantero del equipo visitante.

Un árbitro pésimo se 'cargó' a Varane

La recta final del partido nos iba a dejar los momentos más interesantes de la segunda parte. En primer lugar, el árbitro del partido, el catalán Iglesias Villanueva, malo de solemnidad como para aguantar años y años en Primera División, expulsaba a Varane por dos tarjetas amarillas, la segunda de ellas especialmente cuestionable.

Aun con 10 jugadores, al Real Madrid le iba a dar el físico y el fútbol para marcar el cuarto gol de la tarde. Cristiano Ronaldo, a centro de Lucas Vázquez, remataba su particular doblete y ponía el 4-1 en el marcador. Un resultado que sólo se movería en el último minuto de partido con el tanto de Elustondo de cabeza que dejaría la victoria blanca en un aseado 4-2 y con buenas sensaciones para la vuelta de la Champions.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información