Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Bate le pone la zancadilla a las opciones del Zenit

  • La sopresa pudo ser mayor para un Zenit al que le costó sudor y sangre empatar
EFE EFE


El Zenit San Petersburgo se estrelló hoy contra la muralla defensiva tendida por el modesto Baté Borísov bielorruso (1-1), en un partido en el que los rusos dispusieron de numerosas ocasiones de gol.

Con un solo punto en tres partidos, el campeón de la UEFA tiene muy complicada la clasificación para la siguiente fase de la Liga de campeones y queda a expensas del resultado del doble enfrentamiento entre Real Madrid y Juventus.

El técnico local, el holandés Dick Advocaat, decidió sentar en el banquillo al central francés Puygrenier y al delantero Pobrebnyak, muy desacertados las últimas semanas, pero la apuesta no dio el resultado deseado.

EL BATE, CON LA LECCIÓN APRENDIDA

Mientras, el Baté volvió a aplicar la misma receta que le permitió poner contra las cuerdas a la Juventus (2-2) hace dos semanas: diez jugadores detrás del balón y un contraataque fulgurante.

Tras perder los dos primeros partidos, el Zenit no tenía más remedio que salir a por todas desde el primer minuto y sumar los tres puntos en juego.

Arshavin asumió los mandos del ataque ruso desde el pitido inicial, pero sus compañeros no fueron capaces de aprovechar sus pases de gol.

En una de sus numerosas internadas por la derecha, Arshavin centró templado al segundo palo, pero el remate de Zyriánov fue despejado en la misma línea por el portero bielorruso (m.10).

Dos minutos después, en una jugada calcada, el cabezazo de Tekké fue escupido por el palo.

AVISO VISITANTE, RODIÓNOV AL PALO

Transcurrido un cuarto de hora, el Baté comenzó a desperezarse y tras aprovechar un fallo garrafal de la defensa local, Rodiónov dio un buen susto a la parroquia local al disparar contra el poste derecho defendido por Malaféev.

El portugués Danny, el hombre de los 30 millones de euros, tuvo en sus botas el primer gol del partido tras recibir el pase de la muerte del omnipresente Arshavin (m.29).

No obstante, su fortísimo disparo golpeo el larguero y posteriormente la línea de gol.

En la segunda parte, el Zenit se lanzó en tromba contra la portería defendida por el internacional bielorruso Veremko, que por momentos pareció imbatible.

A los cinco minutos, Arshavin recibió el balón al borde del área, amagó a dos defensas, hizo una finta a un tercero y su disparo con el portero batido fue repelido por su compañero Tekké.

Era evidente que no era el día del Zenit, ya que un minuto después Denísov remató de cabeza un córner y un defensa bielorruso salvo bajo palos.

MURALLA BIELORRUSA Y GOLPE DE NEKHAYCHIK


Una vez más, la defensa echó por tierra las esperanzas de la afición rusa, lo que fue aprovechado por el Baté para adelantarse en el marcador.

En un contraataque de manual, Nekhaychik recogió un balón al borde del área grande, aguantó la tarascada de Anyukov y batió por bajo al portero ruso (m.52).

En ese momento, Advocaat decidió poner todo su arsenal en el terreno de juego e introdujo al argentino Domínguez y al gigantón Pogrebnyak.

En su primer contacto con el balón, Pobrebnyak remató solo delante del portero, que despejó milagrosamente el balón en la misma línea de gol.

APARECIÓ "LA VIRGEN", CUÁNDO YA NADIE LA ESPERABA

Cuando los aficionados comenzaban a desesperarse, Tekké aprovechó un fallo garrafal de los defensas bielorrusos al tirar el fuera de juego para empatar el partido (m.80).

En ese momento, parecieron acabársele las energías al Zenit, que ha perdido gas de manera alarmante desde su victoria en la Supercopa frente al Manchester United a finales de agosto.

Ahora, los rusos no tienen más remedio que ganar los dos próximos partidos en casa del Baté y en San Petersburgo frente a la Juventus para pasar a la segunda fase, sino quiere dejar todo pendiente al último partido en el Bernabeu.

Mientras, el Baté, que únicamente perdió frente al Real Madrid en la primera jornada (2-0), intentará prolongar la racha que le ha convertido en el equipo revelación de esta edición de la Liga de Campeones.

Ficha técnica:

1 - Zenit: Malaféev; Sirl, Krizhanac (Domínguez, m.70), Shirókov, Anyukov; Denísov, Tymoschuk, Zyriánov (Pogrebnyak, m.76); Arshavin, Danny y Tekke.

1 - Baté Borísov: Veremkó; Rzhevsky, Sosnóvski, Jagush, Yúrevich; Krivets (Mirchev, m.86), Lijtarovich (Sivakov, m.68), Stasévich (Nejáichik, m.45), Volodkó; Rodiónov y Blizniuk.

Goles: 0-1, m.52: Nejáychik. 1-1, m.80: Tekké.

Árbitro: Pedro Proenza (POR). Sacó tarjeta amarilla al portero bielorruso Veremkó por pérdida de tiempo.

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del Grupo H de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Petrovsky de San Petersburgo ante 21.700 espectadores (lleno).
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información