Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La visita a Wolfsburgo, en el mejor momento

  • El Real Madrid ha ganado seis partidos seguidos entre todas las competiciones
Celebración de un gol del Real Madrid Celebración de un gol del Real Madrid
El Real Madrid celebra un gol
Marta Hernando Marta Hernando

El Real Madrid afronta el partido ante el Wolfsburgo de los cuartos de final de la Liga de Campeones en el mejor momento posible, no solo por la buena racha de resultados que llevan los hombres de Zinedine Zidane, sino porque el conjunto alemán está en racha negativa.

El Real Madrid llega a Wolfsburgo para comenzar a jugar los cuartos de final de la Liga de Campeones con una racha de seis victorias consecutivas entre todas las competiciones. Esta dinámica ganadora choca de lleno con el camino tortuoso del conjunto alemán, que no consigue un triunfo desde que lo hiciera el pasado 8 de marzo ante el Gent en la vuelta de los octavos de final de la Champions.

Desde entonces, el Wolfsburgo ha jugado tres partidos y ha perdido dos y empatado uno. La racha negativa de los alemanes comenzó con la derrota en casa del Hoffenheim por 1-0 y siguió con el empate a un gol con el Darmstadt 98. La segunda de las derrotas llegó en la visita al Bayer Leverkusen, con el que cayó por 3-0.

La dinámica del Real Madrid es totalmente opuesta ya que ha ganado todo desde que perdiera en el derbi ante el Atlético el pasado 27 de marzo. Desde entonces son seis triunfos seguidos, cinco en la Liga y uno en la Liga de Campeones. Este miércoles coinciden dos dinámicas muy diferentes y eso alivia a un conjunto blanco que aspira a seguir su racha inmaculada.

El Real Madrid llega a Wolfsburgo para comenzar a jugar los cuartos de final de la Liga de Campeones con una racha de seis victorias consecutivas entre todas las competiciones. Esta dinámica ganadora choca de lleno con el camino tortuoso del conjunto alemán, que no consigue un triunfo desde que lo hiciera el pasado 8 de marzo ante el Gent en la vuelta de los octavos de final de la Champions.
Desde entonces, el Wolfsburgo ha jugado tres partidos y ha perdido dos y empatado uno. La racha negativa de los alemanes comenzó con la derrota en casa del Hoffenheim por 1-0 y siguió con el empate a un gol con el Darmstadt 98. La segunda de las derrotas llegó en la visita al Bayer Leverkusen, con el que cayó por 3-0.
La dinámica del Real Madrid es totalmente opuesta ya que ha ganado todo desde que perdiera en el derbi ante el Atlético el pasado 27 de marzo. Desde entonces son seis triunfos seguidos, cinco en la Liga y uno en la Liga de Campeones. Este miércoles coinciden dos dinámicas muy diferentes y eso alivia a un conjunto blanco que aspira a seguir su racha inmaculada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información