Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Así juega el Villarreal de Marcelino García Toral

  • Bruno, el eje de un equipo muy trabajado con y sin balón
Bruno Soriano, próximo rival Bruno Soriano, próximo rival
Bruno Soriano
Defensa Central Defensa Central

El Villarreal de Marcelino visita el Santiago Bernabéu. En plena lucha por la cuarta plaza, los castellonenses llegan tocados por las lesiones y con el cansancio atacando las piernas de los futbolistas. La temporada en Europa se ha hecho larga y al Villarreal le está costando ser regular en la Liga. Pero el estilo implantado por Marcelino le permite mantenerse en los puestos nobles de la tabla. Estas son las principales virtudes tácticas de un equipo capaz de hacer daño tanto dominando como al contragolpe.

Bruno, el eje y el pilar del Villarreal

Muy poco se ha valorado en España el trabajo de este excelente mediocentro. Bruno Soriano sabe leer los partidos como pocos mediocentros en el balompié mundial. Olvidado por Del Bosque, Soriano ha tenido la enorme mala suerte de coincidir con la mejor generación de centrocampistas que ha dado este país. En otra época, sin duda hubiera sido capitán general de la ‘Roja’ durante muchos años.

Zurdo puro, Bruno maneja los tiempos del partido con suma maestría. Se incrusta entre centrales, sabe sacar la pelota con total limpieza, posee una gran inteligencia táctica y cerca del área, es un futbolista muy peligroso. Su gran disparo con la pierna izquierda le ha permitido marcar 5 goles en esta Liga y 2 en la Europa League. Zidane reforzará el centro del campo con Casemiro para intentar ‘minimizar’ el fútbol del jugador castellonense.

El ‘boom’ Bakambú, el gran descubrimiento de Llaneza

Cédric Bakambú jugaba en el desconocido Bursarpor de la Liga turca. Pero José Manuel Llaneza tenía muy claro que era un futbolista por el que merecía la pena apostar. Nacido en la República Democrática Popular del Congo, Bakambú es uno de esos delanteros potentes pero finos en la definición, que entiende el juego y que asevera un gran remate con las dos piernas como con la cabeza.

Pese a todo, Marcelino suele guárdarselo, últimamente, para las segundas partes. Su potencial al espacio es demoledor y Bakambú suele decidir cuando el rival ha descendido varios pistones su nivel físico. En el Santiago Bernabéu, se encontrará ante una oportunidad de oro para demostrar su espectacular potencial.



El 4-4-2, sistema más habitual del Villarreal

Marcelino suele apostar por el tradicional y clásico 4-4-2. Al asturiano le gusta mandar en los partidos, juntarse en torno al balón a través de la posesión aunque también se guarda ‘armas’ para jugar al contragolpe si así lo demanda el encuentro.

Trigueros, Bruno, Jonathan y Denis Suárez tienen habilidad para mover la pelota para juntarse por dentro y dejar espacio libre a los laterales que se incorporan con bastante asiduidad. Mario Gaspar está en el mejor momento de su carrera y en la banda izquierda, Toral podría apostar por el joven Adrián Marín.

El Bernabéu puede pesar a una zaga muy joven

Ni Éric Bailly ni Víctor Ruíz están acostumbrados a este tipo de plazas. Ambos tienen grandes condiciones pero siguen cometiendo habituales ‘errores’ en la salida de balón. La defensa puede ser el gran hándicap del Villarreal en el estadio Santiago Bernabéu.

El 1-1 de la temporada pasada fue engañoso; el Madrid dominó, atacó, metió al Villarreal en su área, hizo que Asenjo fuera el mejor y solo la ‘mala’ suerte evitó el triunfo madridista. El Real Madrid no puede permitirse tropiezos. El Villarreal será un duro hueso. Marcelino tiene las ideas muy claras, el sistema muy ‘trabajado’, pero ciertos jugadores siguen un tanto por debajo del rendimiento colectivo..

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información