Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¿Y de esto no se queja el Valencia?

  • Los 'lloros' en la Ciudad del Turia contrastan con su silencio sobre el gol anulado a Danilo
Kovacic no hizo falta sobre Barragán Kovacic no hizo falta sobre Barragán
El valencianismo habla de robo... por un error del colegiado
Defensa Central Defensa Central

El Valencia realizó este domingo un gran partido en el Santiago Bernabéu e hizo méritos incluso para empatar el choque. Pero en lugar de hablar del buen juego de los suyos la prensa local ha optado por 'llorar' sin descanso por el arbitraje del colegiado Fernández Borbalán. Aunque eso sí, obviando totalmente lo que ocurrió en su propia área...

En los medios afines al conjunto 'ché' están que trinan por dos jugadas. La primera, el gol concedido a Benzema a pesar del claro fuera de juego del francés segundos antes de que el balón llegara a sus botas rechazado por un jugador valencianista. El técnico Pako Ayestarán aseguró al término del partido que no entendía cómo el juez de línea no había apreciado "el fuera de juego de un metro y medio". En ese momento el choque estaba finalizando su primera parte con el marcador de 1-0, por lo que aún restaba mucho duelo por delante para cambiar el electrónico en uno u otro sentido.

El error fue evidente, pero ya no hubo más de los que pueda quejarse el valencianismo. Por mucho que 'lloren' por la expulsión de Rodrigo, el propio jugador reconoció al final del duelo que llamó "cagón" al juez de línea. Algo que es a todas luces expulsión por ser una grave desconsideración hacia uno de los colegiados. Hubo un insulto y el hispano-brasileño lo ha admitido, por lo que en el Valencia deberían preocuparse más de amonestar a su jugador por su error que de quejarse por una decisión justa.

La no falta de Kovacic


Sin embargo, hubo un segundo error de bulto en el partido. En el minuto 86 y con 3-2 en el marcador el colegiado anuló un gol de Danilo porque Kovacic realizó una supuesta falta sobre Barragán en el área. La repetición de las imágenes muestra cómo el croata usa legalmente su cuerpo para ganar el esférico y hacerse con sitio para encarar la portería de Diego Alves. Simplemente se trató de una carga legal que Borbalán quiso sancionar, por lo que el Madrid no pudo sentenciar ahí el choque. Así que el balance de errores graves quedó en un empate a 'uno', no dando motivo alguno para las quejas de los equipos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información