Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El discurso que prepara Zidane para la final de Champions

  • El francés, una vez pase el encuentro ante el Deportivo, quiere tener una charla de grupo pensando en Milán.
Zidane Zidane
Zidane en un entrenamiento
David Jorquera David Jorquera

Zinedine Zidane tiene puestos los cinco sentidos en el partido ante el Deportivo del próximo sábado. El técnico francés es consciente de que su equipo puede ganar la Liga aunque depende de un pinchazo del Barcelona ante el Granada. Una situación, la de la no victoria culé,  que no puede controlar, por lo que desde este miércoles se empezará a preparar en Valdebebas el partido con el único objetivo de lograr los tres puntos en juego…y esperar.

A pesar de que la máxima prioridad a día de hoy es ese partido en Riazor no es menos cierto que el madridismo tiene señalado en color rojo el próximo 28 de mayo. Ese día, en Milán y ante el Atlético, el Real Madrid se juega conseguir la Undécima. Un partido que parará el planeta fútbol por su trascendencia y para el que Zidane tiene ya una hoja de ruta marcada a nivel psicológico.

El francés quiere tener una charla con sus jugadores, una vez pasado el partido ante el Deportivo, en el que pretende tocarles la ‘fibra’. Zidane va a transmitirles a sus hombres que todos son importantes de cara a esa final en San Siro. Es evidente que sólo pueden jugar de inicio 11 futbolistas, pero en el banquillo puede estar también la consecución del título.

Es ahí cuando Zidane tiene pensado tirar de hemeroteca y hablar de la importancia que tuvieron en la final de Lisboa de hace dos años jugadores como Marcelo o Isco. Ninguno de los dos fue titular en aquel partido, pero ambos fueron pilares importantes para la remontada del Real Madrid y la consecución de la Décima cuando entraron al terreno de juego con el partido ya avanzado.

Zidane sabe que necesita un equipo unido más que nunca. Todos quieren ser titulares en el derbi que decidirá el campeón de Europa 2015-16, cierto, pero en un partido donde cuenta hasta el más mínimo detalle, tener un grupo de suplentes motivado, con ganas y espíritu puede resultar siendo decisivo a la postre. Por eso, el técnico del Real Madrid quiere para Milán el mismo espíritu de equipo que hubo en Lisboa y tiene muy claro su mensaje al vestuario: “Todos sois importantes”. 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información