Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El futuro del Madrid depende de la Undécima

  • El club blanco tiene la posibilidad de entrar directamente al bombo 1 ganando la Liga de Campeones.
Sorteo de la Liga de Campeones Sorteo de la Liga de Campeones
Sorteo de la Champions
Diego Vargas Diego Vargas

El Real Madrid tiene en sus manos recuperar su sitio en el bombo 1 del próximo sorteo de la Liga de Campeones 2016-17 como cabeza de serie. Para ello, el club blanco necesita ganar la Champions en San Siro el próximo 28 de mayo. En caso contrario, los blancos permanecerán en el bombo 2.

Tras no conseguir proclamarse campeón de Liga este sábado, el Real Madrid ha pospuesto su futuro en la Liga de Campeones de la próxima temporada. Los blancos, de momento, formarían parte del bombo 2, como subcampeones de la Liga BBVA. Sin embargo, si consiguen alzarse con la Champions el próximo 28 de mayo pasarán al bombo 1, volviendo a ser cabezas de serie del torneo junto a los campeones de la Liga, la Premier League, la Bundesliga, la Serie A, la Ligue 1, la Primeira Liga y la Premier rusa.

De este modo, el bombo 1 de momento está formado por el FC Barcelona, el Leicester City, el Bayern Múnich, la Juventus y el PSG a falta de conocerse los campeones de Portugal, Rusia y de la Liga de Campeones. Benfica y Sporting de Lisboa pujan por el título luso, CSKA de Moscú y FK Rostov son los mejor posicionados en Rusia y Real Madrid y Atlético pelearán por ser campeones de Europa. Para el club blanco sería fundamental ganar la Champions para no tener que medirse en la fase de grupos de la próxima temporada a ninguno de los campeones de las principales Ligas europeas, además del evidente prestigio deportivo y beneficio económico que reportaría la Undécima a la entidad.

El Real Madrid ya dejó de ser cabeza de serie la pasada temporada, con el cambio de las normas de la UEFA para los sorteos. Los blancos no ganaron ni Liga ni Champions y quedaron relegados al segundo bombo. La suerte deparó un enfrentamiento en la fase de grupos con el PSG, que a la postre se saldó con una victoria en el Santiago Bernabéu (1-0) y un empate en el Parque de los Príncipes (0-0). El equipo blanco, a pesar de no ser cabeza de serie, terminó como primero de grupo la primera fase.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información