Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La defensa merengue en Europa mejora a la colchonera

  • El Real Madrid es el equipo más sólido atrás en esta edición de Champions
Keylor Navas en un partido de Champions de esta temporada Keylor Navas en un partido de Champions de esta temporada
El Real Madrid sólo ha encajado cinco goles en la Liga de Campeones
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Desde hace varias temporadas nadie tiene duda de que la mejor defensa del fútbol europeo es la del Atlético de Madrid. Diego Pablo Simeone ha hecho del equipo rojiblanco un conjunto muy sólido atrás que concede muy pocas ocasiones a los rivales y que sabe sacar partido de las acciones de ataque de las que dispone en los encuentros. Aunque esto no quiere decir que siempre presenten los mejores datos en esta parcela...

Esta temporada el conjunto rojiblanco ha logrado 'rizar el rizo' al perfeccionar lo que era casi inmejorable. Su defensa actual es la mejor de la etapa de Simeone en el club, tal y como ha quedado claro en la Liga, donde Oblak ha igualado el mejor registro defensivo del campeonato. El Atlético solo ha encajado 18 goles en las 38 jornadas disputadas, una cifra que sólo había conseguido antes el portero Liaño en el Deportivo de la Coruña (curso 1993/94) y que otorga un gran mérito a lo conseguido por los colchoneros.

Sin embargo, en Europa la situación cambia, porque ahí los del 'Cholo' no se han mostrato tan eficientes atrás. En los 12 partidos que han disputado en la Champions este curso han recibido 7 goles, un cantidad superior a los encajados por el Real Madrid. De hecho, los blancos pueden presumir de tener la mejor zaga del Viejo Continente, ya que en la Liga de Campeones sólo han recibido 5 dianas. Y curiosamente estas se reparten en solo dos de los 12 choques jugados, pues en Ucrania encajaron tres (3-4) y ante el Wolfsburgo otros dos (2-0).

Por lo tanto, en Milán el día 28 se enfrentarán dos de las mejores defensas del mundo. La zaga del 'récord liguero' contra la más eficiente en la Liga de Campeones. Un duelo de colosos construidos a partir de cimientos muy sólidos, por lo que cada gol que se vea en San Siro habrá costado 'sangre, sudor y lágrimas'. Y si no, no hay más que recordar a lo ocurrido en la final de Lisboa, cuando el Madrid necesitó de casi 93 minutos para conseguir un tanto que había merecido mucho antes...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información