Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cristiano recuperó la normalidad tras el sobresalto del martes

  • Zidane sólo tuvo dos bajas para seguir preparando el duelo de Milán
Cristiano controla un balón en Valdebebas Cristiano controla un balón en Valdebebas
Cristiano demostró no tener problemas físicos en el entrenamiento FOTO: Realmadrid.com
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

El Real Madrid terminó el entrenamiento de ayer martes con la peor imagen posible, la de Cristiano Ronaldo retirándose del terreno de juego con molestias en una de sus piernas. Pues bien, este miércoles ha comenzado el día con la imagen opuesta, la del portugués volviendo a entrenar con normalidad y con las mejores sensaciones posibles para la final de Milán.

El propio jugador se encargó de tranquilizar los ánimos el martes tras sufrir el golpe con Kiko Casilla y explicó que solo se había tratado de un 'bocadillo' en su muslo. Así, hoy ha saltado al césped con total normalidad y se ha ejercitado al mismo nivel que sus compañeros, aunque sin forzar la 'máquina' más de la cuenta. Al luso se le vio esforzándose en los ejercicios de pase y remate que Zidane planteó a la plantilla, aunque si bajó un poco el 'pistón' a la hora de jugar el partidillo habitual que realiza el equipo para finalizar los entrenamientos.

Por lo demás, el técnico contó de nuevo con las bajas de Varane y Arbeloa, por lo que ambos se quedaron en el gimnasio de Valdebebas desarrollando sus programas de recuperación. El galo es baja segura para la final de Milán, mientras que el salmantino también tiene muy complicado entrar en la convocatoria. En su ausencia 'Zizou' volvió a llamar a los canteranos Odegaard, Mayoral, Marcos Llorente y Carlos Abad para realizar el entrenamiento. El mismo sirvió para seguir puliendo aspectos tácticos y tácticos con la vista puesta en la final del sábado, ya que al equipo solo le quedan dos entrenamientos antes de disputar el choque.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información