Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Casemiro, el mejor 'ladrón' del mundo

  • El brasileño realizó 22 recuperaciones en la final de Milán
Zidane abraza a Casemiro tras al final de Milán Zidane abraza a Casemiro tras al final de Milán
Casemiro en la final
Alejandro Albaladejo Alejandro Albaladejo

Casemiro se consagró en Milán. Ese es el resumen que se puede hacer de la exhibición física que hizo el brasileño sobre el terreno de juego de San Siro. Cuando sus compañeros apenas podían siquiera realizar un sprint, él se encargó de sostener al equipo en los momentos más complicados de la final. 

Seguramente no tiene el mismo tirón mediático que el resto de sus compañeros, pero desde que se asentara en el equipo titular en el partido contra el Levante, pocos jugadores han sido más importantes en el Real Madrid en este tramo final de temporada. Es el único jugador de la plantilla para esa posición tan específica y Zidane se dio cuenta a tiempo que una figura como la de Casemiro es vital en un equipo tan ofensivo como el Real Madrid

En la final contra el Atlético de Madrid, el carioca podría haber seguido jugando otros 90 minutos. Es un auténtico portento físico y el despliegue que realiza en toda la medular es digno de halago. El dato que mejor resume el encuentro del pasado sábado es el número de recuperaciones que hizo. El brasileño se fue hasta los 22 robos de balón, un registro fuera de lo común y que demuestra la importancia del '14' merengue en el sistema de juego de Zidane

El Atlético de Madrid basa gran parte de su juego ofensivo en el contraataque y sobre todo en el tramo final de encuentro y en ciertos momentos de la prórroga, cuando el Real Madrid se rompía y los rojiblancos intentaban aprovechar su velocidad, Casemiro hacía acto de presencia y desvarataba cualquier posibilidad atlética. El carioca se marcó un partido para enmarcar y que debería ser enseñado en las escuelas de fútbol.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información