Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid dio de su propia medicina al Atlético

  • Los rojiblancos tuvieron más posesión y dieron más pases que los de Chamartín
Koke y Cristiano en la final Koke y Cristiano en la final
Cristiano y Koke
Alejandro Albaladejo Alejandro Albaladejo

El planteamiento que Zidane hizo de la final del pasado domingo dejó sin ideas al Atlético de Madrid, al menos durante los primeros 70 minutos de partido. Los blancos sabían que si lograban adelantarse en el marcador gran parte del trabajo estaba hecho y aunque la final se tuvo que decidir en penaltis, los del Cholo Simeone tuvieron que jugar a un fútbol con el que no se encuentran nada cómodos. 

En los mas de cuatro años que lleva Simeone en el Calderón, el conjunto colchonero siempre se ha caracterizado por jugar a la contra. Basan su idea de juego en un gran sistema defensivo y en aprovechar los posibles errores del rival para salir con con velocidad en busca de la portería rival. No necesitan el balón, de hecho se sienten más cómodos sin él, pero el pasado sábado el Real Madrid dio de su propia medicina a los rojiblancos.

El plan de Zidane salió casi como él quería. Se adelantaron en el minuto 15 en el marcador gracias a un gol de Sergio Ramos e inmediatamente el equipo dejó que fuera el Atlético de Madrid el que llevara el control del partido, el que realizara los ataques en estático y el que tuviera el balón. Prueba de ello es que los del Manzanares tuvieron más posesión, 54% por 46%, dando 46 pases más que el Real Madrid.

Fue ya en minuto 70 a raíz de que el Real Madrid bajó físicamente cuando el Atlético de Madrid comenzó a poner en peligro al portería de Keylor Navas. En ese tramo el cuadro del Cholo empató en el marcador y en ese mismo momento, los rojiblancos volvieron al plan inicial, pero los blancos, aunque tuvieron sus ocasiones en la prórroga, ya no pudieron adelantarse de nuevo y todo se decidió en los penaltis.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información