Ir a versión clásica Ir a versión móvil
09 noviembre 2016

Los puntos que los árbitros han robado al Madrid

  • Al cuadro merengue le han 'birlado' seis puntos en lo que llevamos de temporada
El colegiado Undiano Mallenco El colegiado Undiano Mallenco
Undiano Mallenco
Enrique Martínez Enrique Martínez

El Real Madrid lidera la Liga con dos puntos de ventaja con respecto al Barcelona, segundo, pero esa diferencia podría ser mucho mayor si los árbitros hubieran hecho correctamente su trabajo. De hecho, los blancos deberían aventajar en 12 puntos y no en dos al equipo culé. Lo que está claro es que desde los estamentos pertinentes no quiere ver a los de Chamartín ganando una Liga. 

En el Real Madrid están muy enfadados con el estamento arbitral y no es una rabieta de un día por lo ocurrido el pasado domingo en el Pizjuán en el partido entre el Sevilla y el Barcelona. Es algo que viene muy de lejos y que sienten que les está perjudicando considerablemente a la hora de poder competir en igualdad de condiciones por ganar la Liga. 

La cúpula del Real Madrid está muy harta de las constantes ayudas que recibe el Barcelona cada vez que un partido se les pone cuestarriba, como es el caso del otro día ante el Sevilla o en la visita de los culés a Mestalla. De hecho, en el cuadro merengue tienen asumido que para ganar el campeonato tendrán que luchar contra el Barça y contra los árbitros.

El último colegiado que ayudo al Barcelona a ganar su partido fue Jaime Latre. Fue el encargado de dirigir el encuentro del Sánchez Pizjuán. En primer lugar debidó anular el gol de Messi por fuera de juego de Rakitic, que no dejaba ver bien a Sergio Rico. Tampoco pitó un penalti clamoroso en el minuto 93 a favor de los hispalenseses y además descontó tan solo tres minutos cuando tan solo para que Messi saliera del campo para cambiarse las botas se empleó ese tiempo. 

Frente al 'submarino', a Karim Benzema le hicieron un penalti clarísimo en el minuto 74 de partido. El delantero galó recibió una zancadilla de Víctor Ruíz que le hizo caer al suelo, pero González González no pitó absolutamente nada y los blancos dejaron escapar dos puntos por un 'error' del señor colegiado. Fue el primero de una serie de errores que a final de temporada pueden ser decisivos a la hora de ganar el título. 

Una semana después, ante Las Palmas, fue Cristiano Ronaldo el que fue objeto de penalti. Pena máxima que tampoco fue señalado. Míchel Macedo empujó de forma descarada al crack de Madeira cuando éste se adentraba en el área e impidió que el luso pudiera finalizar la jugada. 

Por último, contra el Eibar, Dani García cometió un nuevo penalti por mano tras un saque de esquina al poco de iniciarse la segunda parte, pero Martínez Munuera, árbitro de aquel partido, tampoco señaló absolutamente nada y el Real Madrid volvió a salir, una vez más, muy perjudicado. 

En conclusión, es de recibo decir que si los árbitros hubiera realizado de forma correcta su trabajo, el Barcelona tendría ahora mismo cuatro puntos menos de los que tiene, mientras que el Real Madrid sumaría seis puntos más. Es decir, en vez de haber una diferencia de dos entre culés y merengues, realmente el cuadro blanco debería sacarle nada más y nada menos que 12 puntazos al equipo de Luis Enrique.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información