Ir a versión clásica Ir a versión móvil
29 noviembre 2016

Zidane pretende 'amurallar' el centro del campo en el Camp Nou

  • Piensa apostar por Casemiro en la titularidad a pesar de la inactividad
Zidane en un entrenamiento reciente en Valdebebas Zidane en un entrenamiento reciente en Valdebebas
Zidane empieza a tener en mente cuál será la medular en Barcelona
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Poco a poco Zinedine Zidane empieza a tener claro en su cabeza cuál será el once que jugará el próximo sábado en el Camp Nou. Y su intención es que el mismo incluya alguna que otra novedad de gran importancia respecto a lo visto en las últimas semanas y meses en el equipo, ya que su objetivo primordial es que los blancos 'asfixien' la salida del balón de los culés.

El francés conoce perfectamente la 'fórmula' para ganar el sábado en el estadio culé. De hecho, él mismo la patentó en la noche del pasado 2 de abril cuando los blancos se impusieron por 1-2 en el feudo del por entonces líder de la Liga. Así que este fin de semana intentará volver a ponerla en práctica y procurará utilizar los ingredientes más parecidos a los que usó en esa ocasión. Y esto implica poner sobre el campo al brasileño Casemiro a pesar de que su rodaje desde el pasado mes de septiembre es totalmente nulo.

La noche del último 'Clásico' el brasileño estaba sobre el terreno de juego. De hecho, cuajó una actuación soberbia, al igual que haría casi dos meses después en la final de la Champions de Milán. Y es que desde de la llegada de Zidane al banquillo el centrocampista ha sido un hombre fundamental para dar equilibrio a la medular merengue. Con él ha sido mucho más fácil sustentar el 4-3-3 que implica la 'BBC', y los resultados del final de la pasada temporada así lo demuestran. Así que la idea del francés es volver a utilizar a su único mediocentro puro en el estadio culé.

Sin embargo, de ello se desprende una duda evidente: ¿Cómo estará Casemiro el sábado? No se puede olvidar que el jugador lleva desde el pasado mes de septiembre sin disputar un solo minuto. De hecho, el sábado estuvo convocado para medirse al Sporting de Gijón, pero el duelo se complicó tanto que el míster no vio la ocasión de darle minutos en ese partido. Así que solamente tendrá el choque intrascendente del miércoles ante la Cultural Leonesa para ir ganando el rodaje físico que necesitará en el 'Clásico'.

El plan es claro, ya que el brasileño será titular en la Copa del Rey y probablemente no completará el partido. Zidane le dará entre 60 y 70 minutos para que vuelva a sentirse jugador sabiendo que no habrá nada en juego - el Real Madrid ganó 1-7 en el partido de ida -. De esta forma, no tendrá que forzar demasiado en su regreso ni emplearse a fondo en los balones divididos. La premisa es tener el máximo cuidado para llegar sin problemas y en perfectas condiciones al partido que de verdad importa.

El centro del campo, lo más blindado posible

Y es que 'Zizou' tiene claro que el centro del campo madridista debe ser lo más 'áspero' posible para el Barcelona. Su objetivo es liberar de trabajo a Luka Modric poniéndole dos 'escuderos' de su confianza a los lados. En consecuencia, Casemiro se encargará de 'barrer' la zona y recuperar los balones, mientras que su compatriota Kovacic hará de 'chico para todo'. El croata recuperará el esférico, distribuirá juego y en ocasiones actuará de enlace con la delantera con su magnífica conducción de balón.

Serán tres auténticos 'currantes' que además tendrán la ayuda de Lucas Vázquez. El gallego hará una doble función, ya que sin el balón trabajará como un centrocampista más y ayudará a Carvajal en la banda diestra, mientras que con él se sumará al ataque y echará una mano a Karim Benzema y Cristiano Ronaldo. Fue un planteamiento que ya surtió gran efecto en el derbi del Vicente Calderón y que Zidane pondrá de nuevo en práctica para lograr los tres puntos en el Camp Nou.

Pero no todo podrá ser igual que en el partido ante el Atlético, ya que con la entrada de Casemiro sobraría un jugador. Y ese está llamado a ser Isco. El malagueño dio una auténtica exhibición en el feudo rojiblanco, pero su capacidad para robar el esférico es menor que la del brasileño. Por eso puede acabar siendo el gran 'sacrificado' en el once titular a pesar del magnífico estado de forma en el que se encuentra. El entrenador pretende 'amurallar' al máximo el centro del campo y eso implica prescindir de algo de talento para añadir músculo y trabajo.

Sin embargo, esto también dará alguna ventaja a Zidane de cara a la segunda parte, ya que el técnico se quedará en el banquillo con hombres como James, Asensio o el propio Isco. Así se verá capacitado de poder cambiarle la cara al choque si lo necesitara en la segunda parte. Cualquiera de estos tres hombres pueden dar un vuelco a un encuentro con su sola presencia, por lo que el galo contará con ellos como parte de su 'Plan B' para asaltar el Camp Nou.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información