Ir a versión clásica Ir a versión móvil
01 diciembre 2016

La vergonzosa diferencia arbitral en los clásicos

  • En los últimos 26 partidos entre culés y merengues hubo 11 expulsiones para los blancos y sólo 5 para los catalanes.
Expulsión Ramos Expulsión Ramos
Ramos, expulsado en Barcelona
Rubén Gómez Rubén Gómez

Poco más se puede añadir a estas alturas de la película cuando hablamos de los arbitrajes favorables al Barcelona. Da igual que sea Liga, Copa o Champions. Los culés juegan con una red salvadora llamada ‘colectivo arbitral’. El colaborador de turno puede haber nacido en León, Pontevedra, Noruega o Filipinas. Da igual. Y no hablamos de una simple sensación sino que hay datos que lo corroboran.

El Real Madrid es el primer y más claro ejemplo de lo que sufre un equipo cada vez que juega ante el Barcelona. En Europa ya les han bautizado con el nombre del ‘Uefalona’ y por algo será. Esta vez no son los ‘españoles de la capital’, han sido los medios europeos, ¿también os roban estos? ¡Veis fantasmas por todos los lados!

Ciñéndonos más específicamente al comportamiento arbitral en los últimos 26 clásicos que se han disputado entre todas las competiciones observamos una descarada ayuda arbitral para los culés. De hecho, el Real Madrid en esos 26 encuentros ha visto como le han expulsado a 11 jugadores ¡Una auténtica pasada a la par que una vergüenza! Redondeando, sale a una media de un jugador madridista expulsado ante el Barcelona cada dos clásicos. Sergio Ramos ha sido la ‘víctima’ favorita de los colegiados con cuatro expulsiones de las 11. Insólito.

Lo flagrante de la situación viene cuando se comprueba que en esos mismos clásicos, 26, al Barcelona sólo le han expulsado a cinco futbolistas, es decir, menos de la mitad de tarjetas rojas para los culés respecto a los merengues ¿Una simple casualidad? ¡Una auténtica estafa!

¿Le preocupa a la Federación y a los árbitros este tipo de estadísticas? Hablando malamente podría decirse que les importa un pepino. La designación de Clos Gómez, con el que el Barcelona no pierde, y que siempre le ha amargado la existencia al Real Madrid con sus pésimas decisiones, no es más que el último ejemplo de vergüenza dentro de nuestro fútbol podrido y anticuado. Unos jugarán con 12 y otros, a la mínima que se descuiden, con 10. Como diría la canción, ¡la vida sigue igual!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información